La obligatoriedad de tener Compliance en la empresa

A medida que el término Compliance se vuelve más popular, muchos empresarios se preguntan si el cumplimiento obligatorio afectará a sus organizaciones. Las leyes y regulaciones nacionales tienden a ser estrictas e inflexibles, y es necesario mantener controles internos sobre las operaciones de una empresa para evitar violaciones que podrían dar lugar a sanciones o delitos dentro de la empresa que podrían dar lugar a responsabilidad penal.

Cada vez se están poniendo más requisitos para que el Compliance penal sea esencial en la empresa a medio plazo. Hasta el momento, la práctica española no ha mencionado el nombre de Compliance, sino que, se refiere a él en su artículo 31 bis del Código Penal en sus dos primeros apartados en donde definen a las personas jurídicas responsables:

  • «Los delitos cometidos en nombre o por cuenta de las mismas, y en su beneficio directo o indirecto, por sus representantes legales o por aquellos que actuando individualmente o como integrantes de un órgano de la persona jurídica, están autorizados para tomar decisiones en nombre de la persona jurídica u ostentan facultades de organización y control dentro de la misma».
  • «Los delitos cometidos, en el ejercicio de actividades sociales y por cuenta y en beneficio directo o indirecto de las mismas, por quienes, estando sometidos a la autoridad de las personas físicas mencionadas en el párrafo anterior, han podido realizar los hechos por haberse incumplido gravemente por aquéllos los deberes de supervisión, vigilancia y control de su actividad atendidas las concretas circunstancias del caso».

Y en el artículo 31 quater también se hace alusión al Compliance donde se específica las circunstancias atenuantes de la responsabilidad penal de dicha persona jurídica:

  • «Haber establecido, antes del comienzo del juicio oral, medidas eficaces para prevenir y descubrir los delitos que en el futuro pudieran cometerse con los medios o bajo la cobertura de la persona jurídica».

Esto significa que el Código Penal no habla sobre el cumplimiento obligatorio de la compañía, sino que se transmite como única vía para que las empresas sean eximidas de responsabilidad en los casos que ocurran delitos en las mismas, es decir, sin un correcto Compliance la empresa no podrá eximirse de responsabilidad penal.

Pero, el Código Penal solo es una de las normas que debemos tener en cuenta a la hora de establecer el Compliance, dado que este va mucho más allá de las normas penales y engloba todos los riesgos que puede tener el resto de leyes, reglamentos, convenios, estatutos, contratos, etc. Por lo tanto, el Compliance se define en la línea de evitar que la empresa y los miembros de la misma incumplan sus obligaciones legales sean del ámbito que sean, evitando así infracciones o incluso delitos graves.

El Compliance penal previene la comisión de determinados delitos por los que una empresa puede ser perseguida, pero un plan de Compliance completo puede impedir la comisión de otro tipo de delito o delitos que afecten negativamente a la imagen de la empresa como son el incumplimiento de requisitos u obligaciones contractuales y el fomento del cumplimiento de las leyes y normas internas de la empresa.

Hay que tener en cuenta, que aun no siendo el Compliance estrictamente obligatorio hay leyes, directrices, regulaciones e incluso estatutos o contratos específicos que requieran que su organización cuente con sistemas para monitorear el cumplimiento o al menos prevenir delitos.

Como podemos ver, el Compliance está cada vez más cerca de convertirse en una obligatoriedad para las empresas, tanto pequeñas como medianas empresas. Hay que añadir que, el debate no surge en si es o no obligatorio el Compliance sino lo necesario que es inculcar esta normativa en la organización de la empresa y así evitar posibles riesgos nacidos del incumplimiento.

En definitiva, vale la pena aplicar medidas y controles a todos los procesos comerciales expuestos a estos riesgos, y hacerlo de manera inteligente. Esto significa asignar los mayores recursos donde el riesgo es mayor, de lo contrario, si ocurre un peligro, el impacto será más grave para nuestra empresa.

Como se mencionó anteriormente, el sistema legal es complejo y está sujeto a cambios, por lo que el Compliance ayudará a su empresa a mantenerse al día con cualquier nueva normativa que pueda afectarle. Como puede ser por ejemplo, la Ley de Protección de Datos, que obliga a las empresas que traten con datos personales a aplicar medidas de seguridad técnicas y organizativas que garanticen la confidencialidad, integridad y disponibilidad de los datos.

Por otro lado, la existencia de un plan de Compliance se ha convertido en una exigencia en los contratos con otras empresas, especialmente empresas de mayor tamaño y empresas anglosajonas ya que en estas tienen mucho más arraigado planes que velen por la prevención del delito y la ética en los negocios. Por tanto, es probable que el mercado obligue a cumplir la existencia del Compliance en un futuro próximo a las empresas que no quieran quedarse fuera del mercado.

Además de estos motivos, también podemos mencionar algunos beneficios que pueden ofrecer los servicios de Compliance:

  • Esto ayuda a establecer protocolos, actuaciones para evitar sanciones o minimizar las consecuencias tras producirse un incumplimiento y así evitar preocupaciones y posibles sanciones, que en muchos casos no son causadas por malicia, sino por desconocimiento de la ley.
  • Esto le ayudará a comprender mejor las regulaciones, actualizar su empresa y prepararse mejor para los cambios regulatorios que puedan ocurrir en el futuro.
  • Mejora la imagen de su empresa e incluso la imagen de marca ante socios, inversores, proveedores y empleados.
  • Representa una ventaja competitiva sobre otras empresas porque la organización puede centrarse en aportar valor real al mercado sin tener que preocuparse por lo que están haciendo otras empresas.

Ponte en contacto con nosotros 

Si necesitas asesoramiento no dudes en ponerte en contacto con nosotros rellenando el siguiente formulario.

Relacionados

Compartir

Suscríbete a nuestra newsletter

No te pierdas toda la actualidad en los ámbitos jurídico, fiscal, laboral y de protección de datos. Además podrás conocer las últimas subvenciones.