¿Cómo preparar a los hijos para su rol dentro de la empresa familiar?

El relevo generacional es uno de los retos más importantes a los que se enfrentan las empresas familiares. En Fimax Asesores somos conocedores de la importancia de dicho relevo. Por ello, en este artículo, analizamos las claves para preparar a los hijos para su rol dentro de la empresa familiar. ¡Veamos!

La importancia del relevo generacional

El relevo generacional no es solo un proceso de transferencia de poder y responsabilidad. El relevo generacional se plantea como una necesidad para fortalecer el proyecto y garantizar su continuidad con una nueva generación. Esta nueva generación, manteniendo la esencia fundamental de la empresa, puede introducir nuevos enfoques que faciliten la adaptación de la empresa a las cambiantes características del mercado.

Es, por tanto, un momento crucial en la vida de la empresa familiar que puede determinar su continuidad y éxito a largo plazo. Es fundamental que los líderes actuales reconozcan la importancia de preparar a sus hijos para asumir roles dentro de la empresa.

Fomentar la educación y el desarrollo profesional

Cuando se prepara a los sucesores para su rol en la empresa familiar es proporcionarles una educación sólida y oportunidades de desarrollo profesional fuera del negocio familiar. Esto les permite adquirir habilidades, experiencia y una visión mucho más abierta que luego pueden aplicar en la empresa. No se debe dar por sentado que los hijos seguirán automáticamente los pasos de sus padres en el negocio. Anteriormente, en este artículo, os hablábamos cómo plantear la situación cuando no existe relevo generacional.

Por ello, se les debe dar libertad para explorar sus propios intereses, pero siempre mostrando la opción de la empresa familiar como una atractiva y con buenas proyecciones de futuro. 

Inculcar valores empresariales desde una edad temprana

Desde una edad temprana, los hijos deben ser expuestos a los valores y la cultura empresarial de la familia. Esto puede implicar incluirlos en conversaciones sobre el negocio, llevarlos a reuniones o eventos empresariales y fomentar su interés en la empresa familiar.

Por ejemplo, permitirles que conozcan las instalaciones de la empresa les permitirá observar y sentir curiosidad.

Es importante que entiendan la importancia del trabajo familiar, la integridad y el compromiso, así como la responsabilidad que conlleva formar parte de la empresa familiar. Todo ello ayudará también a cultivar un sentimiento de pertenencia.

Proporcionar oportunidades de aprendizaje práctico

Ofrecer experiencias prácticas es fundamental para el desarrollo de los hijos dentro del contexto de la empresa familiar. Según van creciendo, es importante proporcionarles oportunidades para involucrarse en actividades relacionadas con el negocio durante las vacaciones o los fines de semana. Ver cómo funciona la empresa, involucrarlos en algún proyecto, escuchar sus opiniones… Estas oportunidades no solo les permiten adquirir habilidades concretas, sino que también les ayudan a comprender de manera más profunda cómo funciona la empresa en la práctica.

Facilitar la comunicación

La comunicación es clave en cualquier empresa familiar, especialmente durante períodos de transición como el relevo generacional. Es importante hablar con los sucesores de las expectativas, preocupaciones o planes de futuro. Sentir que sus ideas e inquietudes son escuchadas es fundamental para prepararlos.

Apostar por la innovación

Quedarse atrás no es una opción. Por ello, escuchar a las nuevas generaciones es importante tanto para involucrarlos como para el futuro de la empresa. La empresa familiar puede beneficiarse enormemente de las nuevas ideas innovadoras que aportan las nuevas generaciones.

Fomentar un ambiente en el que se valoren nuevas ideas y enfoques siempre será de gran ayuda.

como preparar hijos rol empresa familiar 2

Planificar la sucesión con anticipación

Planificar la sucesión es importante para la empresa y también para las nuevas generaciones. Tenerlo planeado con tiempo, permite formarse y prepararse. 

Lo recomendable es contar con un protocolo que guíe el relevo generacional con el fin de evitar conflictos entre los posibles sucesores y generar así una buena relación entre la empresa, la familia y los posibles accionistas. 

Buscar asesoramiento externo cuando sea necesario

No todo debe quedar en familia. En muchas ocasiones contar con asesoramiento externo puede ser sinónimo de buenos resultados. Estos profesionales pueden proporcionar orientación objetiva y ayudar a facilitar conversaciones difíciles dentro de la familia.

Dentro de este asesoramiento externo, existe la figura del coach. El coach idealmente será un individuo ajeno tanto a la organización como a la familia, cuyo papel principal será el de motivador, brindando apoyo y actuando como facilitador.

Su objetivo principal radica en fomentar un entorno propicio para el aprendizaje y el crecimiento, donde los hijos puedan desplegar todo su potencial en la empresa.

Fomentar una cultura de trabajo colaborativo

Una cultura de trabajo en equipo es esencial para el éxito a futuro de la empresa familiar. Esto implica fomentar relaciones positivas entre los miembros de la familia y promover la colaboración entre diferentes generaciones y áreas funcionales del negocio. Al trabajar juntos hacia metas comunes, la familia puede superar desafíos y asegurar un futuro próspero para la empresa.

Respetar las decisiones individuales

Es importante comprender y valorar la singularidad de cada hijo dentro de la familia empresarial.

Si uno de ellos manifiesta un interés distinto o decide no involucrarse en la empresa familiar, es esencial respetar su elección y ofrecerle un respaldo incondicional para alcanzar sus propias metas y aspiraciones individuales. 

Al permitir que cada hijo explore y cultive sus talentos fuera del ámbito empresarial familiar, se promueve un sentido de autonomía y realización personal que contribuye significativamente a su desarrollo integral como individuo.

En conclusión, preparar a los hijos para su rol dentro de la empresa familiar es un proceso continuo que requiere tiempo, esfuerzo y compromiso por parte de todos los involucrados. 

Cada empresa familiar es única y con ellas el relevo generacional al que se enfrentan.

Es por ello, que es recomendable contar con asesores en empresa familiar desde el proceso de planificación. En Fimax Asesores somos conocedores de todo lo que implica una Empresa Familiar. Ayudamos a empresas familiares en procesos de reestructuración, escisiones, reorganizaciones y elaboración de protocolos familiares. 

Estamos a vuestro lado para elaborar un Plan que garantice el futuro de la empresa familiar.

Ponte en contacto con nosotros 

Si necesitas asesoramiento no dudes en ponerte en contacto con nosotros rellenando el siguiente formulario.

Relacionados

Cinco mitos de la empresa familiar

Mito 1: Las empresas familiares son pequeñas y poco exitosas Uno de los mitos más extendidos sobre las empresas familiares es que tienden a ser

Compartir

Suscríbete a nuestra newsletter

No te pierdas toda la actualidad en los ámbitos jurídico, fiscal, laboral y de protección de datos. Además podrás conocer las últimas subvenciones.