Concurso de acreedores

Concurso de acreedores

Abogados especializados
en concurso de acreedores

Abogados expertos en Concurso de Acreedores para medianas y pequeñas empresas españolas.

Nuestro objetivo es conseguir que salgas de la situación de insolvencia sin derivación de responsabilidad que afecte a tu patrimonio personal y el de tu familia.

abogados especializados
que-es-concurso-acreedores

Para que sirve el concurso de acreedores

El concurso de acreedores ha demostrado ser la única herramienta eficaz que protege al empresario en situaciones de insolvencia.

La Ley Concursal regula un procedimiento para negociar con los acreedores a efectos de alcanzar acuerdos que permitan la continuidad del negocio, previendo quitas y esperas a través de un convenio, el cual puede plantearse incluso previamente al concurso de acreedores (preconcurso de acreedores).

En caso de que la situación de la empresa no permita llegar a acuerdos con los acreedores, la Ley Concursal establece un mecanismo legal para la liquidación ordenada de la compañía y el pago de las deudas con el activo de la sociedad, si lo hubiera.

Concurso de acreedores exprés

Para supuestos de inexistencia de activo está contemplada la figura del concurso de acreedores exprés, en la que la apertura y conclusión del concurso ocurre en un mismo acto, simplificando tremendamente los plazos.

Contamos con un equipo de abogados concursales, economistas y administradores concursales altamente especializados, para preparar la contabilidad, analizar la documentación y representarte ante los tribunales.

equipo-abogados-fimax-asesores

¿Qué servicios prestará Fimax Asesores a mi empresa?

Si estás en esta situación, nosotros podemos ayudarte.

Estudio previo y adecuación de la empresa conforme a exigencias de Ley Concursal.

Puesta al día de la contabilidad necesaria para determinación de las masas concursales.

Negociación con bancos, entidades financieras y otros acreedores.

Plan de viabilidad. Propuesta de Convenio Concursal.

Elaboración y ejecución de Plan de Liquidación.

Defensa y representación del administrador social.

Ley de segunda oportunidad. Concurso de acreedores de persona física.

Preguntas frecuentes

El concurso de acreedores es un procedimiento judicial dirigido a empresas y personas físicas en situación de insolvencia (imposibilidad de atender las deudas de manera regular), que busca atender los pagos de manera ordenada y alcanzar soluciones que permitan la viabilidad de la empresa y eviten su quiebra.

Tienen el deber de solicitar el concurso de acreedores los administradores sociales de las empresas en situación de insolvencia, disponiendo para ello con un plazo de 2 meses a contar desde la situación de insolvencia.

En caso de no solicitar el concurso de acreedores en el citado plazo, los acreedores y accionistas podrán solicitar la declaración de un concurso necesario, lo cual suele traducirse en una calificación culpable y condena al administrador social a pagar las deudas de la empresa respondiendo con su patrimonio personal e incluso con el de su familia.

Una vez se declare el concurso, se detendrán las ejecuciones singulares y el devengo de interés de las deudas. Además, se nombrará un administrador concursal, que será el encargado de negociar un acuerdo o liquidar los bienes de la empresa.

Si la empresa no tiene patrimonio o de tenerlo su valor realizable es insuficiente para atender los créditos contra la masa, es decir, que con la liquidación del patrimonio de la compañía se prevea que no van a poder atenderse ni siquiera los gastos propios del concurso, es posible que el Juzgado acuerde la declaración y conclusión simultánea del concurso de acreedores.

Esta figura es lo que se conoce como concurso de acreedores exprés, agilizándose en gran medida el procedimiento concursal.

Depende. Si la sociedad tiene viabilidad y se pretende llegar a un acuerdo con los acreedores, la actividad debe continuar. Si por el contrario la empresa no es viable y se pretende su liquidación concursal, es conveniente cesar la actividad.

Sí, la Ley Concursal prevé un mecanismo previo al concurso de acreedores, conocido como PRECONCURSO DE ACREEDORES, al que puede acogerse cualquier empresa que se encuentre en situación de insolvencia inminente, para en el plazo de 3 meses intentar llegar a un acuerdo con los acreedores y evitar de esta forma tener que solicitar la declaración de concurso de acreedores.

Declarado el concurso de acreedores el administrador concursal liquidará el activo de la empresa y con el importe obtenido pagará a los acreedores hasta donde se alcance.

En la fase de calificación del concurso se analizará y decidirá si el mismo se considera fortuito o culpable. En el primer caso se exonera a los administradores de toda responsabilidad por el estado de insolvencia. En el segundo, si se considera que los administradores pudieron actuar de forma negligente produciendo o agravando la situación de insolvencia de la compañía, el Juzgado puede acordar su inhabilitación o derivación de las deudas, por eso es muy importante estar bien asesorado a lo largo del proceso.

El concurso de acreedores finaliza al cumplimiento del convenio de acreedores o, en la mayoría de casos, con la liquidación del patrimonio de la concursada, extinguiéndose con ello la sociedad y sus deudas no satisfechas.

En Fimax Asesores contamos con un equipo de administradores concursales, abogados y economistas de contrastada experiencia, que con su trabajo en equipo intentarán conseguir el mejor resultado para su situación.

GUÍAS FIMAX

Descárgate una completa guía sobre la Reestructuración de las deudas y el procedimiento concursal

Contacta con nosotros

Si necesitas más información o tiene alguna duda rellene el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.