Medidas procesales urgentes del Real Decreto-Ley 16/2020 en el orden social

El Real Decreto-Ley 16/2020, de 28 de abril, encauza la tramitación procesal de la impugnación de ERTES a través de la modalidad de conflicto colectivo, y determina un orden de prelación en el orden social atendiendo a los supuestos más urgentes.

En el ámbito de la Administración de Justicia, reconoce expresamente una ralentización significativa de la Administración de Justicia como consecuencia de la crisis del COVID-19.

Entre las diversas medidas adoptadas por el RDL, en el ámbito laboral podemos destacar dos: la tramitación procesal de ERTES y la determinación de los procedimientos más urgentes, que se incoarán de forma preferente por los Juzgados del orden social.

  1. Impugnación de expedientes de regulación temporal de empleo

Una de las finalidades de esta regulación es procurar una salida ágil a la acumulación de los procedimientos suspendidos por la declaración del estado de alarma cuando se produzca el levantamiento de la suspensión.

Por ello, en la normativa se expresa que se tramitarán conforme a la modalidad procesal de conflicto colectivo las demandas que versen sobre las suspensiones y reducciones de jornada adoptadas en aplicación de lo previsto en el artículo 23 del RDL 8/2020, 17 mar., si dichas medidas afectan a más de cinco trabajadores.

En el caso de medidas que afecten a menos de 5 trabajadores, como es lógico pensar, no se aplicará esta previsión, y deberán tramitarse los expedientes de manera separada.

  1. Tramitación preferente de procedimientos del orden social

Siguiendo las directrices oficiales, durante el periodo que transcurra desde el levantamiento de la suspensión de los plazos procesales (RD 463/2020, 14 mar.) y hasta el 31 de diciembre de 2020, se tramitará con preferencia, en el orden social (art. 7):

  • Los procesos por despido o extinción de contrato.
  • Los procesos derivados del procedimiento para declarar el deber y forma de recuperación de las horas de trabajo no prestadas durante el permiso retribuido previsto en el Real Decreto-ley 10/2020, de 29 de marzo.
  • Los procedimientos por aplicación del plan MECUIDA del artículo 6 del RDL 8/2020, 17 mar.
  • Los procedimientos para la impugnación individual, colectiva o de oficio de los expedientes de regulación temporal de empleo por las causas reguladas en los artículos 22 y 23 del propio RDL 8/2020.
  • Los procedimientos que se sustancien para hacer efectiva la modalidad de trabajo a distancia o la adecuación de las condiciones de trabajo previstas en el artículo 5 del citado RDL 8/2020.

Lo anterior se entiende sin perjuicio del carácter preferente que tengan reconocido otros procedimientos de acuerdo con las leyes procesales.