La prestigiosa Agencia Española de Protección de Datos ha abarcado mediante un estudio en su página web como la adecuación a la normativa de Protección de Datos se lleva a cabo mediante prácticas denominadas “Bajo Cero” y Otras Prácticas Fraudulentas. Por tanto, vaya a por un café, relájese que desde Fimax queremos ponerte al día.

¿Qué es el denominado “coste cero?

Nos informa la AEPD que se conoce como adecuación a la normativa de protección de datos “a coste cero” a la práctica consistente en ofertar una adecuación completa a esta legislación a un precio muy bajo −o incluso gratis−.

Por lo expuesto, un servicio de adecuación a una normativa específica requiere, para obtener un resultado correcto.

  • Estudio individual pormenorizado de la entidad
  • Tipos de tratamientos que se realizan
  • Sistemas informáticos
  • Sistemas de gestión documental
  • Además de un programa formativo para los empleados de la entidad

Utilización de fondos destinados a programas de formación

En relación a este caso, argumenta la Agencia Española de Protección de Datos, que la contratación del servicio de adecuación a la normativa de protección de datos a coste cero, financiada con cargo a fondos públicos a través de bonificaciones en las cuotas a la Seguridad Social para la formación profesional para el empleo, puede derivar en infracciones que se sancionarán, por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, con multas de 626 euros a 187.515 euros, sin perjuicio de considerar, en cada caso, una infracción por cada empresa y por cada acción formativa, la solidaridad de los distintos sujetos intervinientes en la organización y ejecución de la formación en la devolución de las cantidades indebidamente obtenidas y las sanciones accesorias que en cada caso procedan.

Infracción tributaria

Por lo que respecta al cumplimiento de obligaciones tributarias por parte de las empresas, tanto de quien oferta el servicio como de quien lo contrata, las actividades formativas dirigidas a los empleados están exentas de tributación por el Impuesto del Valor Añadido (IVA), mientras que el tipo que corresponde a un servicio de adecuación a una determinada legislación sería del 21%. De enmascararse el servicio realmente llevado a cabo se puede estar cometiendo, por tanto, una infracción tributaria, sancionable con multa pecuniaria proporcional, del 50% en adelante, sobre la cuantía no ingresada.

Competencia

La competencia para investigar las conductas que pudiesen vulnerar la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia, y en su caso, sancionar las posibles infracciones, correspondería a la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia.