La morosidad en el IGIC y en el IVA

En el mes de septiembre no olviden que estamos preparando el cierre del año; debemos empezar a analizar nuestro saldos de clientes y ver cuáles de ellos tendremos que contabilizar en el apartado de clientes de dudoso cobro’ y poner en funcionamiento todas las herramientas para recuperar parte de esas pérdidas.

Si un cliente nos debe 1.000 euros con el IGIC incluido (es decir, base imponible = 934 e IGIC = 66), nosotros llevaremos a gastos, si cumplimos ciertos requisitos, la cantidad de 1.000 euros y recuperaremos 250 euros en el impuesto de sociedades.

Hasta aquí estamos totalmente de acuerdo en que, haciendo esta operación, por lo menos nos ahorramos un 25% de esta pérdida.

Pero si aplicamos correctamente la ley nos podemos ahorrar un 30% que, en cantidades superiores, es una cantidad de dinero muy importante.

A continuación les explicamos de una forma sencilla y clara la forma de actuar.

1. Impago de las cuotas repercutidas del IGIC o del IVA

1.1. Auto que declare el concurso de acreedores

1.2. Crédito total o parcial incobrable

2. Reglas a tener en cuenta:

2.1. No procede la modificación de la base imponibles cuando:

  1. Los créditos disfruten de garantía real
  2. Los créditos estén afianzados por entidades de crédito o sociedades de garantía 
  3. Se trate de créditos con personas vinculadas
  4. Cuando sean créditos adeudados por entes públicos 
  5. Cuando el destinatario de la operación no esté establecido en el territorio de la aplicación del impuesto

2.2. Para la modificación de la base imponible queda condicionada al cumplimiento de los siguientes requisitos:

  1. Las facturas deben haber sido anotadas en los libros de registro de facturas 
  2. El acreedor debe comunicar a la oficina de la Administración Tributaria Canaria correspondiente a su domicilio fiscal la modificación de la base imponible practicada en el plazo de un mes desde la fecha de la expedición de la factura rectificativa.
  3. A esta comunicación deben acompañar los siguientes documentos: -copia de las facturas rectificativas en las que han de consignarse las fechas de expedición de las facturas rectificadas  – documento que acredite que el acreedor a instado el cobro del crédito mediante reclamación judicial o requerimiento notarial

En el caso de que el destinatario de la operación sea empresario o profesional debe comunicar a la oficina de la Administración la circunstancia de haber recibido las facturas rectificativas.

Si el destinatario no tiene la condición de empresario o profesional, la administración, puede requerirle la aportación de las facturas rectificativas que le envíe al acreedor.

La aprobación del convenio de acreedores no afecta a la modificación de la base imponible.

3. Créditos incobrables 

Se considera que un crédito es incobrable cuando haya transcurrido un año desde la fecha de emisión de la Factura, ó 6 meses si la empresa que emite la factura es de reducida dimensión.

En el caso del IVA la ley es idéntica, con la única diferencia que la comunicación es a la Agencia Tributaria de la Hacienda Estatal.

4. Comentarios prácticos:

  • La forma correcta de hacer la factura rectificativa es poner la base imponible de la factura y la cuota del igic o iva a cero.
  • La base imponible de la factura debe ser, como mínimo, de 300.- euros.

Aunque el procedimiento es laborioso y puede parecer engorroso el beneficio económico es grande. Ponemos el siguiente ejemplo:

En una factura de 15.000 euros, con IGIC repercutido de 1.050 euros, la factura total es de 16.050 euros.  Si llevamos este importe, que es lo habitual y fácil, a clientes de dudoso cobros tendremos un beneficio fiscal en el impuesto de sociedades de un 25% , es decir, de 4.012,50 euros.

Si hacemos lo correcto y recuperamos el IGIC o el IVA, tendremos el siguiente beneficio fiscal en el impuesto de sociedades por clientes morosos: 15.000.- X 25% = 3.750 + los 1.050.- euros de la recuperación del IGIC = beneficio total de 4.800 euros.

Esta, la de recuperar el IGIC, es una de las herramientas que utilizamos en Fimax Asesores para ayudar a nuestros clientes recuperar sus pérdidas.

Nueva regulación por la LPGE a partir del 2023

Pues bien, la Ley 31/2022 de Presupuestos Generales del Estado,  ha modificado con efectos desde el 1 de enero de 2023, el procedimiento de recuperación del IVA y del Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) devengado en casos de impago, de la siguiente forma:

  • Se permite la modificación de la base imponible en caso de créditos incobrables como consecuencia de un proceso de insolvencia declarada por un órgano jurisdiccional de otro Estado miembro.
  • Se rebaja de 300 a 50 euros el importe mínimo de la base imponible de la operación cuando el destinatario moroso tenga la condición de consumidor final (cuando el cliente no actúa como empresario o profesional). Cabe entender que este cambio afecta no sólo a las operaciones realizadas a partir de 2023 sino también a las realizadas anteriormente y que todavía estén en plazo para ser rectificadas. Así, por ejemplo, si su empresa prestó un servicio a un particular el 16 de enero de 2022 por 250 euros más IVA que resultó impagado, a partir del 16 de enero de 2023 dispondrá de seis meses para rectificar la factura y realizar el resto de trámites.
  • Se establece la posibilidad de sustituir la reclamación (que es uno de los requisitos para recuperar el IVA), judicial o requerimiento notarial previo al deudor por cualquier otro medio que acredite fehacientemente la reclamación del cobro al deudor (por ejemplo, mediante un burofax).
  • Se extiende de 3 a 6 meses el plazo para recuperar el impuesto desde que el crédito es declarado incobrable. Esta última medida se acompaña de un régimen transitorio para que puedan acogerse al nuevo plazo de 6 meses todos los sujetos pasivos del IVA cuyo plazo de modificación no hubiera caducado a la fecha de entrada en vigor de la Ley.

En concreto, en caso de impago, cuando a 1 de enero de 2023 la empresa se encuentre dentro del antiguo plazo de tres meses desde la finalización del plazo de seis meses o un año para rectificar (es decir, cuando en dicha fecha una empresa esté en plazo de trámites), éste se considerará ampliado hasta los seis meses.

Por ejemplo, si su empresa factura menos de 6.101.121,04 euros y el 26 de junio de 2022 realizó una venta que resultó impagada, según esta regla especial, a pesar de tratarse de una operación realizada en 2022, su empresa dispondrá de seis meses desde el 26 de diciembre de 2022 para rectificar la factura y realizar el resto de trámites para recuperar el IVA.

Ponte en contacto con nosotros 

Si necesitas asesoramiento no dudes en ponerte en contacto con nosotros rellenando el siguiente formulario.

Relacionados

Tributación del alquiler vacacional en Canarias

Puedes consultar información actualizada en el siguiente artículo: Turismo vacacional: guía para alquilar tu propiedad y cumplir con las obligaciones legales. Precisiones en el alquiler

Compartir

Suscríbete a nuestra newsletter

No te pierdas toda la actualidad en los ámbitos jurídico, fiscal, laboral y de protección de datos. Además podrás conocer las últimas subvenciones.