Introducción a las ramas de actividad

¿Cuál es la definición de una rama de actividad?

Una rama de actividad es un conjunto de activos y pasivos (como pueden ser inmovilizado, existencias, deudas…) que conforman una unidad económica independiente, capaz de llevar a cabo una actividad empresarial o profesional de manera independiente dentro de una misma entidad.

En otras palabras, dentro de una misma entidad dedicarse a varias actividades las cuáles operan de manera autónoma para llevar a cabo una actividad específica.

La importancia de las ramas de actividad radica en su capacidad para diversificar las operaciones de una empresa, ya que no todas necesariamente tienen que estar relacionadas con el mismo sector.

Por ejemplo: entidad ejerce dos actividades: una de restauración compuesta por un inmovilizado que emplea para dicha actividad, deudas contraídas, existencias mercaderías, tesorería, etc, y también tiene una actividad de hoteles y alojamientos con su inmovilizado, deudas, tesorería, existencias, saldos créditos clientes…. Esta entidad tendría dos ramas de actividad.

Clasificación de las ramas de actividad

Existen varias clasificaciones de las ramas de actividad, cada una con sus propias características y aplicaciones. Algunas de las más comunes son:

Clasificación por Sectores Económicos: esta clasificación divide las actividades económicas en sectores primario, secundario y terciario. El sector primario incluye las actividades relacionadas con la extracción de recursos naturales, como la agricultura, la pesca y la minería. El sector secundario abarca las actividades industriales, como la manufactura y la construcción. Por último, el sector terciario engloba los servicios, como el comercio, la educación y la salud.

Clasificación por Actividad Económica: en esta clasificación, las actividades económicas se agrupan según la naturaleza de la actividad principal. Por ejemplo, se pueden distinguir sectores como el agrícola, el manufacturero, el financiero, el tecnológico, entre otros.

Clasificación por Producto o Servicio: esta clasificación se centra en los productos o servicios ofrecidos por las empresas. Puede incluir categorías como alimentos y bebidas, textiles, automóviles, telecomunicaciones, entre otros.

¿Puede una empresa desarrollar múltiples ramas de actividad?

Una sociedad puede llevar a cabo diversas ramas de actividad, sin importar si guardan relación o similitud entre sí. La normativa permite que un negocio abarque dos o más ramas de actividad, cada una con un objeto social distinto.

Por ejemplo, una empresa podría dedicarse tanto a la apicultura (sector primario) como a la fabricación de muebles (sector secundario).

¿Desea más información sobre este tema? No dude en ponerse en contacto con Fimax Asesores.

Ponte en contacto con nosotros 

Si necesitas asesoramiento no dudes en ponerte en contacto con nosotros rellenando el siguiente formulario.

Relacionados

Compartir

Suscríbete a nuestra newsletter

No te pierdas toda la actualidad en los ámbitos jurídico, fiscal, laboral y de protección de datos. Además podrás conocer las últimas subvenciones.