Impuestos de la luz en 2024: cómo evitar la subida en tu factura

En los últimos años, el panorama energético global ha experimentado cambios significativos que han repercutido directamente en los bolsillos de los consumidores de electricidad.

Entre las diversas variables que impactan en el coste de la factura de luz, los impuestos asociados se han convertido en un factor crucial que contribuye al aumento de las facturas.

Por este motivo, comprender las dinámicas impositivas aplicadas a la electricidad se vuelve esencial para los consumidores que buscan estrategias para evitar o minimizar el impacto de las subidas en sus facturas.

Impuestos de la luz que han subido en 2024

Para ponernos en contexto, a causa de la crisis energética, el IVA de la luz fue minimizado al 10 % en 2021, para posteriormente, en el 2022, quedarse en un 5% junto con la reducción del IEE (Impuesto Especial Eléctrico) al 0,5%.

Estas medidas tenían como medida máxima de aplicación el 31 de diciembre de 2023, dejando el testigo a las nuevas medidas aprobadas para este 2024:

  • El IVA sube del 5 % al 10 % para todos aquellos consumidores que tengan una potencia contratada igual o inferior a 10 kW. Por encima de esta, el IVA será del 21 %.
  • El IEE subirá de manera progresiva del 0,5 % al 3.8 % a lo largo del año. Al 2,8 % hasta marzo y, al 3,8 % hasta junio.
  • El IVPEE subirá de manera progresiva del 0 % al 7 % a lo largo del año. Al 3,5 % durante el primer trimestre, al 5,25 % durante el segundo, alcanzando el 7 % en el último trimestre de 2024.

¿Qué es el IVPEE o Impuesto de la producción de electricidad?

El IVPEE es un gravamen aplicado a los productores de electricidad y consiste en un coste variable por MWh. Este impuesto no aparece directamente reflejado en la factura, pese a ello, va a afectar directamente a las ofertas del mercado libre de luz, aumentando el precio de sus tarifas.

Cómo evitar el aumento del precio de mi factura de luz

Es vital, al comenzar el año, hacer una comparativa entre el mercado libre o regulado para localizar la tarifa que mejor se adapte a nuestras necesidades de consumo de luz, con el precio del kilovatio hora (€/kWh) más económico.

A la hora de elegir la compañía de luz más barata debes de conocer las siguientes características de cada una de ellas:

Compañías libres: un amplio abanico de tarifas de luz

Dentro del mercado libre operan más de 300 empresas, las cuales, fijan sus precios y condiciones de contratación de manera independiente. Por ello, tienen la capacidad de proporcionar al consumidor una tarifa personalizada:

  • Las tarifas con discriminación horaria, en dos (punta y valle) o tres (punta, llano y vale) tramos, son ideales para los usuarios que hacer un mayor consumo de luz por la noche.
  • Las tarifas fijas están destinadas a los inmuebles que tienen un consumo regular a lo largo de todo el día.
  • Las tarifas planas pueden ser una gran opción para los suministros que tienen mucho consumo durante una época concreta, para repartirse el gasto a lo largo de todo el año.

Además, las tarifas libres tienen otras características importantes de destacar: pueden incluir permanencias y servicios de mantenimiento adicionales, se pueden aplicar descuentos y promociones temporales a sus precios, y no existen limitaciones de potencia para su contratación.

Esta es la mejor opción en la actualidad porque mantiene el mismo precio de la luz (€/kWh) durante toda la duración del contrato, por tanto, no aumenta aunque si lo hagan los impuestos y regulaciones.

Compañías reguladas: tarifa PVPC

Por el contrato, en el mercado regulado podemos encontrar una única tarifa, llamada PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor), disponible exclusivamente en las 7 comercializadoras de referencia.

Su precio cambia cada día y cada hora en función de la oferta y de la demanda del mercado mayoritario y está semirregulada por el Gobierno. Por tanto, los consumidores tienen que comprobar cada día el precio de la luz hoy para conocer cuánto va a pagar por su consumo de electricidad a cada hora.

Otras características a destacar de este mercado es que no tiene permanencia ni incluyen servicios de mantenimiento adicionales, solo la pueden contratar negocios con menos de 10 kW de potencia, y no se pueden aplicar descuentos ni promociones a sus precios.

En el contexto actual, este mercado solo es recomendable para los beneficiarios del bono social de luz, que son consumidores vulnerables que reciben una ayuda de hasta el 45 % para hacer frente a sus facturas eléctricas.

Ponte en contacto con nosotros 

Si necesitas asesoramiento no dudes en ponerte en contacto con nosotros rellenando el siguiente formulario.

Relacionados

Compartir

Suscríbete a nuestra newsletter

No te pierdas toda la actualidad en los ámbitos jurídico, fiscal, laboral y de protección de datos. Además podrás conocer las últimas subvenciones.