Las primeras experiencias muestran que la flexibilidad laboral repercute positivamente en el rendimiento y la calidad de las empresas.

En Fimax Asesores buscamos constantemente la excelencia para nuestros clientes, y sabemos que la calidad de nuestros servicios está íntimamente ligada al bienestar de nuestros trabajadores. Una de las últimas medidas que hemos incorporado a nuestra compañía es la jornada laboral de cuatro días, una modalidad de flexibilidad en el trabajo que está dando muy buenos frutos en aquellas empresas que se han atrevido a dar el paso. Nosotros ya notamos los beneficios. Te contamos cuáles son.

En las últimas décadas, el mercado laboral ha sufrido profundas transformaciones. De largas jornadas partidas hemos pasado a los horarios continuos y cada vez ganan más terreno otras opciones como el teletrabajo. La flexibilidad laboral ha demostrado ser una gran baza para las compañías modernas, muchas de las cuales han visto multiplicados sus beneficios gracias a la incorporación de estas medidas que favorecen la productividad de sus trabajadores.

Una de las nuevas modalidades planteadas por las grandes corporaciones es la jornada laboral de cuatro días, una alternativa que permite concentrar el talento y el rendimiento de los empleados, favoreciendo así la implicación de la plantilla en los proyectos empresariales. La clave está, no solo en el aprovechamiento del tiempo que se invierte en el puesto de trabajo, sino en el bienestar que produce la posibilidad de conciliar la vida laboral y la personal. 

La implantación de este tipo de jornada sin pérdida salarial no solo beneficia a las empresas y su personal, también puede repercutir positivamente en la sociedad según algunos estudios que analizan su viabilidad en distintos países: reduce el desempleo y dinamiza la economía reactivando el consumo.

Una de las primeras compañías en probar los beneficios de esta jornada reducida ha sido Microsoft Japón, y los resultados no pudieron ser mejores: la productividad de su plantilla aumentó en un 40% durante la experiencia piloto. Otra de las claves de esta modalidad es que atrae el talento porque resulta una opción muy atractiva para los profesionales, algo que ha tenido muy en cuenta esta multinacional que ya se plantea exportar el modelo a otros países. 

En Fimax Asesores ya disfrutamos de los beneficios de la jornada laboral de cuatro días, aumentando así no solo el bienestar de los mejores profesionales del sector, sino también de nuestros clientes, que pueden estar seguros de que invertimos el tiempo en cuidar de los detalles de lo que de verdad importa: sus proyectos.