El ERE como alternativa para la reducción de costes

El expediente de regulación de empleo es un procedimiento administrativo-laboral de carácter especial dirigido a obtener de la autoridad laboral competente autorización para extinguir las relaciones laborales cuando existan en la empresa causas económicas, técnicas, organizativas o de producción. Hablamos de despido colectivo. En este artículo hablamos de la primera parte de las reestructuraciones laborales que pueden llevarse a cabo en la empresa pues hablaremos del ERTE próximamente.

El despido colectivo permite a las empresas reducir costes para salir en varias ocasiones de números rojos y mejorar la situación económica de la empresa, por lo que la realización de un ERE tiene numerosas ventajas para cualquier empresa, ya que permite la extinción de contratos de trabajo con tan sólo 20 días de salario por año trabajado, con un tope de 12 mensualidades.

Este despido colectivo tiene lugar cuando en menos de 90 días se despida a:

  • 10 trabajadores (en empresas entre 10 y 99 trabajadores)
  • 10% de los trabajadores (en empresas entre 100 y 300)
  • 30 trabajadores (cuando la empresa tenga más de 300)
  • Cuando en periodos sucesivos de noventa días y con el objeto de esquivar los umbrales anteriores, la empresa realice extinciones de contratos en un número inferior a los umbrales señalados, y sin que concurran causas nuevas que justifiquen tal actuación, dichas nuevas extinciones se considerarán efectuadas en fraude de ley, y serán declaradas nulas y sin efecto. Así mismo, si la empresa quiere cerrar, es decir, cesa en su actividad, que no es lo mismo que un cierre del centro de trabajo, igualmente se tratará de un despido colectivo y por tanto habrá que cumplir con los requisitos de un ERE, si tiene al menos 6 trabajadores, ya que el despido afectará a todos los trabajadores de la empresa.

Hay que destacar que si la empresa tiene una plantilla de menos de 6 trabajadores, no puede optarse por la vía del despido colectivo (ERE) sino que deben seguir necesariamente la vía del despido objetivo, por lo que no solo pueden beneficiarse las ventajas de un ERE las grandes empresas, como habitualmente vemos, sino que cualquier tipo de empresa puede realizar un ERE cuando su actividad cesa totalmente y se pretende la extinción de todos los trabajadores en plantilla (siempre que esta sea superior a cinco empleados).

Todos los trabajadores afectados por el despido colectivo tienen derecho a recibir la prestación por desempleo en el momento en que dejan de pertenecer a la empresa. No obstante, para poder cobrar dicha prestación deben cumplir los requisitos de cotización de exige la Seguridad Social.

En estos casos la indemnización a los trabajadores despedidos será de 20 días por año trabajado hasta un límite de 12 mensualidades.

El expediente de regulación de empleo, necesita del cumplimiento de unas formalidades y unos requisitos indispensables para que la empresa no tenga problemas a la hora de llevarlo a cabo, por lo que si tienes problemas económicos, causas técnicas, organizativas o de producción te explicamos y asesoramos en todos los pasos y procedimientos necesarios para plantear un ERE como alternativa.

Ponte en contacto con nosotros 

Si necesitas asesoramiento no dudes en ponerte en contacto con nosotros rellenando el siguiente formulario.

Relacionados

Cuota Cero para autónomos en Canarias

En el primer año, los beneficiarios, cumpliendo los requisitos, recibirán la subvención independientemente de sus ingresos. Sin embargo, para el segundo año, deben tener ingresos

Compartir

Suscríbete a nuestra newsletter

No te pierdas toda la actualidad en los ámbitos jurídico, fiscal, laboral y de protección de datos. Además podrás conocer las últimas subvenciones.