La disolución de una sociedad. Cómo afecta a los socios.

Cuando los socios deciden llevar a cabo la liquidación de una sociedad para distribuir sus activos entre ellos, se derivan ciertas responsabilidades fiscales. Es fundamental tener en cuenta los impuestos que deben abonarse en estas circunstancias para evitar sorpresas de último momento.

Impuestos Directos al disolver una sociedad. Tributación de la sociedad en su liquidación.

En el proceso de liquidación de una sociedad, es crucial considerar el beneficio o pérdida resultante. Se debe calcular la diferencia entre el valor de mercado de los activos transferidos a los socios y su valor neto contable, según lo establecido en la Ley del Impuesto sobre Sociedades (LIS).

En situaciones donde los activos incluyan inmuebles, es probable que su valor de mercado haya aumentado desde la adquisición, generando un beneficio sujeto a tributación para la empresa.

Para reflejar este incremento de valor, la empresa debe incorporar un ajuste extracontable positivo en la declaración del Impuesto sobre Sociedades correspondiente al ejercicio de liquidación. La liquidación conlleva efectos similares a los que se producirían al vender los activos a los socios a un precio igual a su valor real.

Socios personas jurídicas

Valoración de activos durante la liquidación: En el proceso de liquidación, los socios que son a su vez entidades corporativas deben proceder a dar de baja en sus registros contables el valor de su participación en la sociedad liquidada. Posteriormente, deberán incorporar en sus cuentas, por su valor real, los activos que les hayan sido adjudicados. Si el valor real de estos activos supera el valor fiscal de la participación, se obtendrá un beneficio; de lo contrario, se generará una pérdida.

Doble tributación y exención: Es importante destacar que esta operativa conlleva a una doble tributación, ya que implica la liquidación en una sociedad y la recepción de activos en otra. No obstante, la sociedad receptora no deberá tributar por la ganancia contabilizada. Esta exención se aplica para evitar la doble imposición, conforme al artículo 21 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades (LIS).

Para beneficiarse de esta exención, los socios deben poseer al menos un 5% del capital y haber mantenido su participación de manera ininterrumpida durante el último año, según lo establecido en el artículo 21 de la LIS.

Socios son personas físicas al disolver la sociedad

En el ámbito de ganancias patrimoniales, en el caso de que los socios sean individuos, se les requiere presentar la declaración correspondiente en su Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), tratando dicha ganancia como patrimonial. Esto implica declarar la diferencia entre el valor real de los activos recibidos (la «cuota de liquidación» correspondiente) y el valor de adquisición de sus participaciones.

Los socios están obligados a contabilizar esta ganancia o pérdida en su IRPF, dentro de la base imponible del ahorro, y estarán sujetos a un tipo de gravamen que oscila entre el 19% y el 23%. A diferencia de los socios personas jurídicas, los socios personas físicas no cuentan con deducciones ni exenciones.

En el caso de participaciones adquiridas antes de 1994, aquellos socios que hayan obtenido dichas participaciones antes del 31 de diciembre de 1994 pueden aplicar una reducción sobre la ganancia generada, disminuyendo así su carga tributaria. Es esencial recordar que esta ganancia se divide en dos partes:

  1. Respecto a la ganancia generada hasta el 19 de enero de 2006, se aplica una reducción del 14,28% por cada año de antigüedad, redondeado por exceso, que las participaciones o acciones hayan estado en posesión desde la fecha de adquisición hasta el 31 de diciembre de 1994.
  2. En cuanto a la ganancia generada a partir del 20 de enero de 2006, esta tributa en la base del ahorro, sin aplicar ninguna reducción. Se considera que la ganancia se ha generado de manera lineal durante todo el período de tenencia.

Es imperativo recordar que las ventas totales de activos que califican para esta reducción están limitadas a 400.000 euros

Ponte en contacto con nosotros 

Si necesitas asesoramiento no dudes en ponerte en contacto con nosotros rellenando el siguiente formulario.

Relacionados

Compartir

Suscríbete a nuestra newsletter

No te pierdas toda la actualidad en los ámbitos jurídico, fiscal, laboral y de protección de datos. Además podrás conocer las últimas subvenciones.