La Audiencia Nacional acepta la deducción en sociedades de las retribuciones de administradores y desmonta la “doctrina del milímetro”

La Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional, en su última sentencia de 11 de enero de 2023, ha dado un paso más para permitir reducciones en el Impuesto de Sociedades por retribuciones de administradores, repudiando la denominada «doctrina del milímetro» aplicada por la Administración Tributaria y el Tribunal Económico-Administrativo Central (TEAC, en adelante).

Antecedentes: la “doctrina del milímetro

En resumen, la «doctrina del milímetro» estipula que para que la retribución de los administradores de una sociedad pueda imputarse como gasto, deben cumplirse dos requisitos previos: «debe constar claramente en el reglamento de la sociedad que la remuneración es admisible y esta cláusula debe hacer discernible el importe exacto del pago«. Dicho de otro modo, la cuantía de la remuneración debe estar determinada con precisión milimétrica en los estatutos.

Tanto la Administración Tributaria como el TEAC denegaron la deducción de las retribuciones abonadas a los Consejeros. Aunque en los estatutos se dejaba claro que quienes ocuparan el cargo serían retribuidos, así como un sistema de participación en beneficios con un tope del 10%, la Administración consideró que la cantidad exacta a pagar por la empresa no era lo suficientemente precisa como para aceptarla como gasto deducible.

Criterios de la Audiencia Nacional

En esta última sentencia, la Audiencia Nacional ha determinado que lo que aquí se debate es una cuestión de legalidad, por lo que si la retribución de los administradores se ajusta a la legislación mercantil, puede considerarse un gasto permitido.

Para llegar a esta conclusión, la Sala examina los protocolos mercantiles pertinentes y las resoluciones judiciales de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo que vienen mostrando un creciente grado de indulgencia. En consecuencia, determinan que no es imprescindible que los estatutos estipulen una cantidad o proporción exacta, sino que es válido que fijen un límite máximo para la Junta que proporcione mayor flexibilidad y aporte ventajas en lugar de desventajas a los accionistas.

En consecuencia, se alega que la Administración ha realizado una interpretación excesivamente estricta, que debe ser desestimada, ya que ni se han visto comprometidos los derechos de los accionistas ni ha surgido desacuerdo alguno en relación con las decisiones adoptadas en la Junta.

Proyecciones a futuro

La deducción de las retribuciones de los administradores ha sido uno de los «temas de conversación» de las investigaciones fiscales en los últimos diez años. La Ley 27/2014 del Impuesto sobre Sociedades supuestamente se diseñó para abordar este tema, sin embargo, el problema sigue vigente y en la actualidad lo ha vuelto a poner en el punto de mira tras las recientes declaraciones de la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo en relación con este asunto.

En concreto, se prevé que en 2023 el Tribunal Supremo se pronuncie sobre múltiples recursos admitidos a trámite en 2022 relativos a la deducibilidad fiscal de estos gastos, y hay varios recursos más sobre el mismo tema a la espera de que se apruebe su admisión a trámite.

En consecuencia, existen notables novedades en este sector, que prevemos seguirán avanzando en esta dirección con el objetivo de hacer más adaptable la comprensión de la normativa comercial y fiscal.

Ponte en contacto con nosotros 

Si necesitas asesoramiento no dudes en ponerte en contacto con nosotros rellenando el siguiente formulario.

Relacionados

Alternativas al concurso de acreedores

Negociación con los acreedores Una de las primeras y más habituales opciones antes de recurrir al concurso de acreedores es la negociación directa con los

Compartir

Suscríbete a nuestra newsletter

No te pierdas toda la actualidad en los ámbitos jurídico, fiscal, laboral y de protección de datos. Además podrás conocer las últimas subvenciones.