Sistemas de información crediticia y ficheros de morosos

Los sistemas de información crediticia, también conocidos como registros o ficheros de morosos, son bases de datos creadas por empresas privadas para recopilar deudas derivadas del incumplimiento de obligaciones financieras, dinerarias o de crédito. La morosidad, según el DEJ RAE, se define como la dilación, demora o falta de puntualidad en los pagos u obligaciones.

Los sistemas de información crediticia, también conocidos como registros o ficheros de morosos, son bases de datos creadas por empresas privadas para recopilar deudas derivadas del incumplimiento de obligaciones financieras, dinerarias o de crédito. La morosidad, según la RAE, se define como la dilación, demora o falta de puntualidad en los pagos u obligaciones.

En lo que respecta a la regulación principal de estos ficheros se encuentra en la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales. Esta ley establece requisitos que deben cumplirse para la inclusión de datos en estos sistemas:

  1. Los datos deben ser proporcionados por el acreedor o su representante.
  2. Deben referirse a deudas ciertas, vencidas y exigibles, sin reclamación administrativa o judicial por el deudor.
  3. El acreedor debe informar al afectado sobre la posibilidad de inclusión en estos sistemas antes o al momento de requerir el pago.

Ahora bien, la entidad que mantiene el sistema debe notificar al afectado sobre la inclusión de sus datos en el fichero, así como informarle sobre sus derechos según el Reglamento (UE) 2016/679. Estos datos deben permanecer bloqueados durante 30 días desde la notificación de la deuda.

Es importante señalar que el requerimiento de pago previo es un requisito exigible, según jurisprudencia del Tribunal Supremo en el que nos informa que ¨los datos solo pueden mantenerse en el fichero mientras persista el incumplimiento, con un límite máximo de 5 años desde la fecha de vencimiento de la obligación¨¨. Pues bien, la consulta de estos datos está limitada a quienes mantengan una relación contractual con el afectado que implique el abono de una cuantía pecuniaria o que hayan solicitado la celebración de un contrato de financiación.

En cuanto a la cuantía de la deuda, la ley establece que no se incluirán deudas menores a cincuenta euros, facultando al Gobierno para actualizar este límite.

Por otra parte, para saber si se está incluido en un fichero de morosos, la ley regula que el acreedor debe informar al afectado. No obstante, se recomienda ejercer el derecho de acceso a los datos para confirmar y obtener la información del fichero.

Para salir de estos ficheros, se pueden seguir dos vías: el pago de la deuda, lo que lleva a la eliminación de los datos en un mes, o esperar 5 años desde la fecha de vencimiento de la deuda.

En España, existen varias empresas que gestionan ficheros de morosos, entre las que destacan ASNEF-EQUIFAX, Registro de Aceptaciones Impagadas (RAI), Centro de Cooperación Interbancaria (CCI), Dun & Bradstreet y Experian Bureau de Crédito (Badexcug). Es importante mencionar que la Central de Información de Riesgos (CIR) no es propiamente un fichero de morosos, sino un servicio público gestionado por el Banco de España.

En cuanto a la jurisprudencia reciente del Tribunal Supremo, se han abordado temas como el requisito de la existencia de una deuda cierta, vencida, líquida y exigible, así como la indemnización por inclusión indebida en el registro de morosos. Se destaca la importancia del requerimiento previo de pago y se subraya que la inclusión indebida en el fichero vulnera el derecho al honor del afectado, siendo indemnizable.

En resumen, el cumplimiento de los requisitos legales y la comprensión de los derechos y responsabilidades son fundamentales en el manejo de los sistemas de información crediticia y ficheros de morosos. Para más información, no dude en ponerse en contacto con Fimax Asesores.

Ponte en contacto con nosotros 

Si necesitas asesoramiento no dudes en ponerte en contacto con nosotros rellenando el siguiente formulario.

Relacionados

Compartir

Suscríbete a nuestra newsletter

No te pierdas toda la actualidad en los ámbitos jurídico, fiscal, laboral y de protección de datos. Además podrás conocer las últimas subvenciones.