RENTA 2022: rendimientos del trabajo

Su empresa le ha retenido correspondería por rentas del trabajo, ¿qué rendimientos puede imputarse?.

En situaciones donde la retención no haya sido realizada o si se ha hecho por una cantidad menor a la correspondiente, debido exclusivamente a la negligencia del retenedor u obligado a pagar, el receptor podrá descontar de la cantidad adeudada la suma que debería haber sido retenida.

Sin embargo, si se trata de salarios establecidos por ley que hayan sido pagados por el sector público, el destinatario solo podrá restar las cantidades retenidas efectivamente. Si se le han retenido cantidades en exceso, puede restarlas completamente en la declaración de impuestos.

Si un trabajador disfruta del régimen de los vale-comida y los ha utilizado para comprar comida a domicilio por estar teletrabajando, ¿seguirá estando exenta esta renta en especie?.

 Efectivamente, la compensación no monetaria quedará exenta, sin importar si el servicio se brinda dentro del local del establecimiento de hostelería o en otro lugar, siempre y cuando el empleado la recoja previamente o se entregue en su lugar de trabajo o en el sitio elegido por él para llevar a cabo sus tareas en los días en los que trabaja a distancia o realiza teletrabajo.

Si durante 2022 se ha ido a residir a otro país distinto de España, ¿debe presentar la declaración como residente?.

 El cumplimiento de la obligación del IRPF dependerá de si ha pasado más de 183 días fuera de España. Si ese es el caso, y si no tiene su principal núcleo económico de intereses ni miembros de su familia (cónyuge o hijos menores de edad) residiendo en España, entonces no tendrá que hacer una declaración de impuestos. Sin embargo, si su nueva residencia fiscal se encuentra en un país o territorio considerado como una jurisdicción no cooperativa, deberá seguir tributando como residente durante los próximos cinco años. No obstante, se debe tener en cuenta el Convenio para evitar la doble imposición.

Un contribuyente que ha cambiado su residencia de una comunidad autónoma a otra, ¿en qué comunidad debe presentar el IRPF?.

Inicialmente, se tomará en cuenta aquella comunidad autónoma en la que la persona haya estado más tiempo durante 2022. Sin embargo, a menos que se presente evidencia en contra, se considerará que una persona física vive en la comunidad autónoma en la que se encuentra su residencia habitual. En caso de que no sea posible determinar la ubicación permanente, se considerará residente en la comunidad autónoma en la que tenga su principal centro de intereses.

¿Qué trascendencia tiene haber realizado trabajos en el extranjero en 2022?.

En caso de que haya trabajado fuera de España durante 2022, ya sea en uno o varios países, no será necesario declarar la totalidad de su salario, ya que se encuentra exento el correspondiente a los días laborados en el extranjero, siempre y cuando el territorio donde ha trabajado aplique un impuesto similar o equivalente al IRPF de España, y no se trate de un país o territorio catalogado como paraíso fiscal, limitado a un máximo de 60.100 euros. Además, deberá existir un acuerdo para evitar la doble imposición en el territorio donde se haya prestado el servicio.

¿Cómo tributan las dietas percibidas de la empresa por gastos de viaje?.

Los regímenes alimentarios se clasifican como ingresos laborales, pero están exentos hasta cierto punto. El problema surge cuando se realiza una investigación administrativa, ya que el trabajador normalmente no guarda los recibos de gastos de hotel, transporte público, peajes o estacionamiento, ya que se los ha entregado a la empresa. Además, no tienen la justificación del día, lugar y razón del desplazamiento, ya que es responsabilidad de la empresa. En estos casos, la Administración tendrá que solicitar la información al empleador, en línea con los criterios jurisprudenciales.

¿Habrá que incluir en la Renta las ayudas públicas recibidas?.

La exención varía en función de cada caso. Algunas de las prestaciones públicas que están exentas incluyen las otorgadas a las víctimas de actos de terrorismo, a personas que han sido afectadas por enfermedades como el SIDA o la hepatitis C, y ayudas a las víctimas de violencia de género o catástrofes naturales. También se encuentran exentas las gratificaciones extraordinarias por misiones humanitarias o de paz, prestaciones por entierros, becas públicas y privadas (hasta ciertos límites), y ayudas destinadas a mejorar la eficiencia energética en viviendas, entre otros. Estas ayudas suelen estar financiadas por fondos europeos.

No obstante, es necesario pagar impuestos por los ingresos obtenidos para cubrir los intereses del préstamo utilizado para adquirir o renovar una vivienda, o para pagar el alquiler. Igualmente, esto se aplica a las subvenciones para la instalación de un ascensor, los subsidios para adquirir un coche, y los bonos culturales o sociales.

¿A qué período impositivo se imputan los rendimientos del trabajo? ¿Ha percibido rendimientos de esa naturaleza correspondientes a años pasados?

De manera general, los ingresos obtenidos por el trabajo se registran en el período en el que son exigibles por el receptor. En caso de que su empleador le debiera salarios de años anteriores y usted los haya recibido en el 2022, ya sea que la empresa o el Fogasa los haya pagado, se registrarán en el año en el que eran exigibles. Si dichos salarios eran exigibles en años anteriores, se deberá presentar una declaración adicional correspondiente a cada ejercicio fiscal correspondiente.

Sin embargo, si los sueldos se han obtenido por medio de una orden judicial, no es relevante el año en el cual vencieron, sino que son asignados al ejercicio en el cual la orden se hizo firme. Por ejemplo, si la orden se hizo firme en 2022 y no se reciben hasta 2023, deben ser imputados en 2022.

¿Cuáles son los gastos deducibles del rendimiento íntegro del trabajo?

 Los gastos que se pueden descontar están fijados y son exclusivamente los siguientes: las aportaciones a la Seguridad Social -incluso las pagadas a una entidad similar en otro país- si se deben incluir en nuestros ingresos obtenidos allí-, a las mutualidades generales obligatorias de funcionarios, las reducciones por el pago de deudas pasadas, las cuotas pagadas a colegios de huérfanos o entidades parecidas, las contribuciones realizadas a sindicatos y colegios profesionales hasta los 500 euros, los gastos legales procedentes de litigios relacionados con la relación laboral del contribuyente con su empleador, en un límite de 300 euros, y 2.000 euros en otros tipos de gastos. El costo mencionado anteriormente aumentará en 2.000 euros al año para aquellos desempleados que acepten un empleo que requiera un cambio de residencia, y también aumentará en 3.500 o 7.750 euros al año para trabajadores con discapacidad según el grado de discapacidad.

¿Hay que tributar por todas las rentas del trabajo en especie?

Hay algunas categorías de ingresos que están exentas de impuestos, sin embargo, es importante verificar primero que se trate de verdaderos ingresos en especie y no de un pago intermedio de la empresa, ya que en ese caso se consideraría como una renta en efectivo sin beneficios fiscales.

Los gastos de estudio necesarios para el desempeño del trabajo, la entrega de cheques o tarjetas restaurante con un límite diario de 11 euros, las primas de seguros médicos para el empleado, su cónyuge y descendientes, hasta un máximo de 500 euros por asegurado y 1.500 euros por persona discapacitada, siendo la empresa el tomador del seguro, las tarjetas de transporte con un máximo de 1.500 euros por trabajador y la entrega gratuita o a precio reducido de acciones de la propia empresa a los trabajadores, hasta un máximo de 12.000 euros, siempre y cuando la oferta se extienda a toda la plantilla, no estarán sujetos a impuestos.

 A partir del 1 de enero de 2023, la ley para fomentar nuevas empresas aumentará la exención a 50.000 euros por año y no será necesario ofrecerla a todos los trabajadores en las mismas condiciones, sino que deberá formar parte de la política salarial de la empresa. Además, cualquier cantidad que exceda los 50.000 euros no estará sujeta a impuestos como ingreso en el momento de la entrega, sino en alguna de estas circunstancias: salida a bolsa de la entidad, transmisión de las acciones por parte del contribuyente o transcurridos 10 años desde su entrega si no ha ocurrido ninguna de las situaciones anteriores.

¿De qué forma incide un rendimiento del trabajo irregular como puede ser un bonus o un premio extraordinario por antigüedad?

 Se puede obtener una rebaja del 30% en este tipo de ingresos, con un límite máximo de ingresos íntegros de 300.000 euros, si el período de generación es superior a los 2 años. No obstante, no se permitirá esta reducción si el contribuyente ha obtenido otros ingresos de la misma categoría dentro de los últimos 5 años a los cuales se aplicó esta reducción, exceptuando los excedentes indemnizatorios por despido, que no tienen límite temporal. Sin embargo, el criterio de la Dirección General de Tributos permite al usuario elegir si aplicar la reducción en el año anterior o en 2022, si ha recibido ingresos generados en más de dos años durante un año previo en el que se aplicó la reducción y otro en 2022. Si por el monto de la renta desea aplicar la reducción en 2022 en vez del año anterior, puede presentar una autoliquidación complementaria eliminando la reducción anterior y aplicándola en 2022, haciendo uso de su derecho a elegir el ejercicio en que desea aplicar la reducción.


Ponte en contacto con nosotros 

Si necesitas asesoramiento no dudes en ponerte en contacto con nosotros rellenando el siguiente formulario.

Relacionados

Compartir

Suscríbete a nuestra newsletter

No te pierdas toda la actualidad en los ámbitos jurídico, fiscal, laboral y de protección de datos. Además podrás conocer las últimas subvenciones.