¿Quién es el primero en cobrar en un concurso de  acreedores?

Una de las circunstancias menos favorables para un gran número de empresas, negocios  e incluso individuos involucrados en actividades económicas, consiste en cuando se ven  envueltos en un proceso de insolvencia, el cual conlleva la obligación de resolver los  compromisos financieros adquiridos durante su trayectoria. 

Frente a esta situación delicada es frecuente que surjan incertidumbres e interrogantes  tales como quién percibe los fondos en primera instancia, quién asume el costo de los  empleados, cuáles son los préstamos que se cancelan con prioridad, el desembolso que  produce o cuáles son las sumas que abona FOGASA. 

En las próximas líneas, se exponen de manera precisa los aspectos más destacados  acerca del proceso de concurso de acreedores, incluyendo información relevante acerca  del orden de prelación en el cobro de las deudas. 

Administrador Concursal

En situaciones en las que resulta inevitable optar por la declaración de quiebra, se  nombra a un Administrador Concursal encargado de supervisar la gestión de las nuevas  operaciones y, de manera fundamental, de asegurar la liquidación de las deudas con los  acreedores correspondientes.  

¿Quién Cobra Primero? 

A diferencia de las suposiciones iniciales, el primer deudor en recibir el pago no es  necesariamente el más antiguo, sino el de más reciente generación. Asimismo, durante  un proceso de concurso de acreedores, los pasivos que se originan durante el mismo  (denominados como «créditos contra la masa»), son los que tienen prelación en cuanto a  la liquidación.  

Un ejemplo de ello es la remuneración correspondiente a los últimos treinta días  laborales de los colaboradores de la compañía. 

Una vez que los beneficiarios iniciales hayan recuperado sus fondos, las instituciones  financieras, en particular los bancos, suelen ser prioritarios como acreedores con  garantía hipotecaria. 

En lo que sigue, se determina que los empleados tienen precedencia sobre todas las  demás partes interesadas, seguidas de instituciones públicas como la Seguridad Social y  Hacienda. En última instancia, los socios y proveedores son los últimos en recibir  pagos.

¿Quién paga a los trabajadores en un concurso de acreedores? 

El encargado designado por la ley para administrar los bienes de una empresa en  situación de insolvencia es quien tiene la responsabilidad de gestionar los fondos  disponibles y los que se generen a través de la liquidación de activos y derechos, con el  fin de proceder a la remuneración adecuada de los trabajadores de dicha empresa.  

¿Qué créditos se pagan primero? 

En el proceso de un procedimiento concursal, las obligaciones prioritarias que se  atienden son los «créditos contra la masa», los cuales incluyen los emolumentos  salariales correspondientes a los trabajadores de los últimos treinta días, así como  también los honorarios percibidos por el Administrador Concursal y los gastos  judiciales derivados del inicio del procedimiento de concurso de acreedores.  

¿Cuánto cuesta un concurso de acreedores Express? 

Las compañías u organizaciones que participan en un procedimiento de insolvencia  exprés, con el propósito de simplificar los procedimientos y la liquidación, suelen  incurrir en un gasto financiero que oscila entre mil y dos mil euros, y normalmente tiene  una duración aproximada de tres meses.  

¿Cuándo paga el FOGASA en caso de concurso de acreedores? 

En el supuesto de que se produzca una situación de insolvencia por parte de un  empleador, el organismo denominado Fondo de Garantía Salarial (FOGASA) asume la  responsabilidad de abonar los adeudos que se derivan de la relación laboral,  garantizando el cobro de los salarios pendientes hasta un tope determinado en el marco  de un proceso de concurso de acreedores.  

Por ejemplo, en lo que respecta a los sueldos o compensaciones no pagadas por la  empresa, se considera el SMI o el Salario Mínimo Interprofesional.  

Es trascendental considerar que, para conocer el momento en que FOGASA realizará el  pago correspondiente, es necesario que se tenga en cuenta que la gestión del proceso se  inicia al momento en que se presente la solicitud del concurso de acreedores, la cual es  de suma importancia que se realice dentro de los primeros tres meses. En lo que  respecta a los tiempos de espera, una vez se presente la mencionada solicitud, el pago  generalmente se efectúa en un plazo no mayor a treinta días.  

Es importante considerar que un empleado solo podrá recibir una cantidad máxima de  deudas salariales de FOGASA. Por ejemplo, el trabajador solo tendrá derecho a una  cantidad equivalente a dos veces el salario mínimo diario, incluyendo la proporción  correspondiente a las pagas extras, hasta un límite de ciento veinte días. 

Para más información consulte nuestro servicio:

Procedimiento concursal

contacto ilustracion

Ponte en contacto con nosotros 

Si necesitas asesoramiento no dudes en ponerte en contacto con nosotros rellenando el siguiente formulario.

Relacionados

Alternativas al concurso de acreedores

Negociación con los acreedores Una de las primeras y más habituales opciones antes de recurrir al concurso de acreedores es la negociación directa con los

Compartir

Suscríbete a nuestra newsletter

No te pierdas toda la actualidad en los ámbitos jurídico, fiscal, laboral y de protección de datos. Además podrás conocer las últimas subvenciones.