Expediente de rectificación, la solución para corregir la situación real de tu local comercial con lo registrado

Si posee una propiedad comercial, es posible que haya descubierto que las dimensiones y los límites del terreno registrados no corresponden con la realidad. 

Esta situación es común debido a que en muchas ocasiones la descripción de la propiedad en el Registro de la Propiedad presenta imprecisiones y difiere de la realidad física. Esta situación puede dificultar la venta de la propiedad (por ejemplo, si el comprador se niega a comprarla hasta que esté regularizada) o también puede ser un obstáculo para la aprobación de una hipoteca por parte del banco. Sin embargo, existe una manera fácil de solucionar esta situación. 

Expediente de rectificación

La normativa indica un proceso para corregir la descripción, superficie o límites de un terreno que se encuentran en la inscripción del Registro de la Propiedad. La principal ventaja al aplicar este proceso es la posibilidad de hacer las correcciones sin recurrir a los tribunales, a través de un notario. 

Los pasos que se deben seguir son los siguientes: 

Paso 1: notario. Tenemos que iniciar la solicitud ante un notario del distrito notarial en el que se encuentre la propiedad. El propietario es quien debe iniciar el proceso mediante la aportación de la siguiente documentación: 

  • Un mapa de la topografía en el que se delimita la extensión precisa de la propiedad y sus límites.
  • El título de propiedad, como la escritura de compra, y un certificado emitido por el Catastro que contenga información detallada y gráfica de la finca.
  • Además, se requerirá que proporcione una lista de nombres y direcciones de los vecinos adyacentes a su propiedad (ya que el notario tendrá que notificarles que se está llevando a cabo un proceso para corregir los límites de la propiedad).

Paso 2: colindantes. El notario redactará un documento con estos papeles y notificará a los residentes cercanos que el proceso ha comenzado, permitiéndoles un mes para ofrecer sus opiniones. Esto puede suponer dos situaciones: 

  • Que no haya oposición . En caso de que no haya objeciones por parte de los vecinos, el notario elaborará un documento aceptando las demandas y adjuntará la documentación correspondiente. Después, enviará el documento al Registro de la Propiedad para que se lleve a cabo la inscripción de la nueva descripción de la propiedad. 
  • Que sí haya oposición . En este caso, si algún residente se opone (argumentando, por ejemplo, que los límites que ha establecido no son precisos), el notario cerrará el archivo y usted tendrá que emprender un proceso judicial para que el juez establezca quién tiene la razón. 

Tal y como se puede observar, este proceso resulta bastante sencillo para corregir la información que figura en el registro de una propiedad. Sin embargo, puede volverse complejo si surge algún obstáculo por parte de algún vecino colindante. Es por eso que: 

  • Se recomienda que, previamente a comenzar un proceso de este tipo, se dialogue con los vecinos adyacentes para informarles sobre la intención de corregir la descripción de su propiedad. En caso de que estos se opongan, se puede optar por presentar la demanda directamente, de manera a evitar los gastos asociados al trámite de rectificación.
  • Adicionalmente, dado que el proceso para procesar este documento puede tomar tiempo, es aconsejable no aguardar a que alguien más, ya sea el banco o algún potencial comprador de la propiedad, solicite su presentación.

Ponte en contacto con nosotros 

Si necesitas asesoramiento no dudes en ponerte en contacto con nosotros rellenando el siguiente formulario.

Relacionados

Compartir

Suscríbete a nuestra newsletter

No te pierdas toda la actualidad en los ámbitos jurídico, fiscal, laboral y de protección de datos. Además podrás conocer las últimas subvenciones.