Deducción por inversión en empresas de nueva o reciente creación

Se incluye la bonificación  fiscal por inversión en sociedades de reciente creación  o establecimiento en la tributación de la renta.

Exigencias necesarias para aplicar la deducción por inversión en compañías de nueva o reciente creación.

Se requieren cinco condiciones que deben ser cumplidas por la  por la sociedad en la que se realice la inversión:

  • Forma societaria: podrá ser Sociedad Anónima (S.A.), Sociedad de Responsabilidad Limitada (S.L.), Sociedad Anónima Laboral (S.A.L.) o Sociedad de responsabilidad Limitada Laboral. (S.L.L.).
  • Actividad económica: para poder ser aceptado, es imprescindible llevar a cabo una actividad económica que disponga de recursos de tipo personal y material. 
  • Fondos propios: En el momento de adquirir acciones o participaciones, el límite financiero es de 400.000 euros anuales y no se puede superar. Si la entidad forma parte de un grupo, el límite se basará en el capital total de todas las entidades del grupo. 
  • Antigüedad de la empresa: El plazo máximo es de tres años para la adquisición de acciones o participaciones, ya sea en el momento de la creación de la empresa o en una posterior ampliación de capital. 
  • Nueva actividad: Las participaciones en empresas que lleven a cabo la misma actividad que otra compañía previa no podrán considerarse como gastos deducibles. 

Además, se establecen dos condiciones adicionales que el socio  y la empresa deben satisfacer:

  • Permanencia: Es obligatorio conservar las acciones o participaciones compradas por un período no inferior a tres años ni superior a doce años. 
  • Participación máxima: El accionista no podrá poseer más del 40% de la propiedad social, ya sea directa o indirectamente a través de su cónyuge o familiares hasta el segundo grado de consanguinidad. 
  • Certificado de la sociedad: Para hacer la deducción correspondiente, el socio  tendrá que conseguir un certificado emitido por la sociedad, el cual señale que se cumplen los requisitos exigidos en cuanto a la estructura de la empresa, sus actividades y patrimonio. 

El modelo 165: procedimiento para la deducción por inversión en empresas nuevas

 Según se ha informado anteriormente, los accionistas  podrán aplicar una deducción del 20% en su declaración de impuestos. Sin embargo, para hacerlo, Hacienda ha establecido ciertos requisitos previos que son obligatorios cumplir. 

En primer lugar, los socios inversores que deseen obtener la deducción deben solicitar a la Sociedad un certificado de cumplimiento de los requisitos en el ejercicio en que se realizó la adquisición o ampliación del capital social. 

 En segundo lugar, durante el mes de enero del año siguiente, la sociedad tendrá que presentar en Hacienda el modelo 165, que es una declaración informativa en la que se debe identificar a los socios a los que se les ha otorgado el certificado acreditativo. 

Además, se deberá especificar el porcentaje que representa su participación en el capital social de la compañía y la fecha en que se realizó la adquisición, ya sea para el capital inicial o para una posterior ampliación de capital.

 Si los accionistas  usan el  beneficio iscal en su declaración de impuestos sin que la compañía haya presentado el modelo 165, Hacienda les exigirá que se  pruebe  la inversión más adelante. 

En Fimax Asesores te realizamos todos los trámites necesarios.

Ponte en contacto con nosotros 

Si necesitas asesoramiento no dudes en ponerte en contacto con nosotros rellenando el siguiente formulario.

Relacionados

Compartir

Suscríbete a nuestra newsletter

No te pierdas toda la actualidad en los ámbitos jurídico, fiscal, laboral y de protección de datos. Además podrás conocer las últimas subvenciones.