Tributación y Declaración de bienes y derechos en el extranjero ¿Supone ventajas?

Si hemos vivido temporalmente fuera de España puede surgirnos la duda de cómo hacer la declaración de las rentas y bienes obtenidas en el extranjero. ¿Hay que hacer una declaración de bienes en el extranjero?, ¿cómo hacer la declaración de bienes en el extranjero?

Residencia habitual y declaración de bienes en el extranjero

El primer aspecto clave a determinar es el de la residencia habitual, para poder definir la condición del contribuyente como residente o no residente.

Recordemos que no se tributa de la misma forma en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) como contribuyente residente español que como contribuyente del Impuesto sobre la Renta de no Residentes (IRNR). No te pierdas e infórmate de igual modo sobre las novedades de la renta 2016 / campaña 2017.

A efectos fiscales y de las retenciones, se considera que una persona física es residente en España si permanece más de 183 días, a lo largo del año natural, en territorio español, o bien si se encuentra en España la base principal de sus actividades o intereses económicos. De igual forma el contribuyente puede ser considerado residente en España si lo son su cónyuge e hijos menores que dependen de él. 

¿Cómo se tributa en este caso? Por las rentas que se obtengan en territorio español, y también por las obtenidas en cualquier otro lugar del mundo.

En el supuesto de que un trabajador se traslade de país, de forma temporal, por asuntos laborales, habría que considerar el número de días de esta prestación en el extranjero. Si fuese menor a 183 días, el trabajador seguirá considerándose contribuyente del IRPF. Si dicha estancia en el extranjero supera esos 183 días, salvo que la base de sus intereses económicos esté en territorio español, los rendimientos del trabajo deben tributar en el IRNR. A esta norma general se exceptúan los diplomáticos y consulares españoles.

 La exención en el IRPF por trabajo en el extranjero

Con el objetivo de favorecer la posición competitiva de las empresas españolas en el panorama internacional, así como su expansión, la Ley 40/1998 del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) introdujo la exención rendimientos percibidos por trabajos realizados extranjero.

De esta forma, se exceptúan del gravamen impositivo las retribuciones de carácter salarial que se hagan a un empleado español durante sus trabajos realizados en el extranjero (con un límite anual máximo de 60.100 €).

Los requisitos para que pueda aplicarse esta exención rendimientos percibidos por trabajos realizados extranjero son:

  • Que el empleado continúe manteniendo en España su residencia fiscal.
  • Que los trabajos se hayan realizado realmente en el extranjero, con desplazamiento físico del empleado.
  • En el territorio donde se realicen los trabajos tiene que haber un impuesto similar al IRPF, y no sea un país calificado como paraíso fiscal.
  • Los trabajos se desarrollen para una empresa o entidad que no sea residente en España, o bien un establecimiento permanente ubicado en el extranjero.

Cuando estas condiciones de cumplan, las retribuciones estarán exentas y no habrá obligación de practicar la retención por la empresa empleadora.

Para calcular la retribución que resultará exenta, se tomarán en cuenta los días en que el trabajador efectivamente se ha desplazado al extranjero. En el caso de que haya una retribución genérica vinculada al desempeño interno de las funciones, se aplicará un criterio proporcional por los días en que el trabajador ha estado desplazado, respecto del total de días en el año. Si la retribución obtenida por el trabajador fuera concreta y específica, será esa la considerada como renta exenta.

Ponte en contacto con nosotros 

Si necesitas asesoramiento no dudes en ponerte en contacto con nosotros rellenando el siguiente formulario.

Relacionados

Compartir

Suscríbete a nuestra newsletter

No te pierdas toda la actualidad en los ámbitos jurídico, fiscal, laboral y de protección de datos. Además podrás conocer las últimas subvenciones.