Concurso de acreedores en Canarias: ¿necesitas ayuda? ¡Contáctanos ahora!

El concurso de acreedores es un proceso judicial que se inicia cuando un deudor no puede pagar sus deudas. Existen concursos voluntarios y necesarios, que requieren trámites específicos. Se dividen en fases: actos previos, fase común y resolución (convenio o liquidación). Se clasifican los pagos en créditos contra la masa, privilegiados y subordinados. Los empresarios tienen la obligación de declararse en concurso en caso de insolvencia.

Proceso de declaración de concurso

El proceso de declaración de concurso inicia con la insolvencia del deudor, quien decide entre solicitar un concurso voluntario o enfrentar un concurso necesario. A continuación, se detallan los trámites y la documentación necesaria para llevar a cabo la declaración de concurso:

Declaración de insolvencia del deudor

La declaración de insolvencia del deudor es el primer paso en el proceso de concurso. En este punto, el deudor reconoce su imposibilidad de hacer frente a sus obligaciones financieras.

Solicitud de concurso voluntario o concurso necesario

Tras reconocer su insolvencia, el deudor debe decidir si solicitar un concurso voluntario, donde es él mismo quien inicia el proceso, o enfrentar un concurso necesario, en el que un acreedor solicita el concurso al no haber recibido el pago de sus deudas.

Trámites y documentación requerida para la declaración

Una vez tomada la decisión de declarar el concurso, el deudor deberá cumplir con una serie de trámites y presentar la documentación requerida. Es fundamental proporcionar información detallada sobre la situación económica y los acreedores para llevar a cabo el proceso de forma adecuada.

Fases del concurso de acreedores

En el proceso de concurso de acreedores se distinguen varias fases que marcan el desarrollo y desenlace del mismo.

Actos previos al concurso

  • Se realizan los trámites iniciales para iniciar el proceso de concurso.

Fase común del proceso

  • El deudor colabora con las autoridades y se establecen limitaciones en su patrimonio.

Colaboración del deudor y limitaciones en el patrimonio

  • El deudor aporta información económica relevante.
  • Se restringe el acceso a determinados activos del deudor.

Posibles convenios con los acreedores

  • Se buscan acuerdos para intentar llegar a una solución satisfactoria para ambas partes.

Fase de resolución: convenio o liquidación de la empresa

  • Se determina si la empresa puede continuar operando bajo un convenio con los acreedores o si es necesaria su liquidación.

Calificación del concurso como fortuito o culpable

  • Se evalúan las circunstancias que rodean el concurso para determinar si fue fortuito o con culpabilidad por parte del deudor.

Tipos de créditos en el concurso de acreedores

En el marco de un concurso de acreedores, los pagos se dividen en tres categorías principales, cada una con sus respectivas prioridades y características:

Créditos contra la masa

  • Se consideran créditos contra la masa aquellos que se generan a partir de la declaración del concurso y para la administración y conservación del patrimonio del deudor.
  • Estos créditos tienen prioridad absoluta en el proceso de pago, por encima de cualquier otro tipo de deuda.
  • Ejemplos de créditos contra la masa incluyen los honorarios de la administración concursal y los gastos de la propia administración.

Créditos privilegiados

  • Los créditos privilegiados son aquellos que tienen una prioridad superior a los créditos subordinados, pero inferior a los créditos contra la masa.
  • Entre los créditos privilegiados se encuentran los salarios y las indemnizaciones laborales, así como los créditos con garantía real sobre determinados bienes.
  • En general, se sitúan en una posición intermedia en cuanto al orden de cobro dentro del concurso de acreedores.

Créditos subordinados

  • Los créditos subordinados son aquellos que se sitúan en la última posición en la escala de prioridades de pago durante el concurso de acreedores.
  • Este tipo de créditos solo puede ser satisfecho una vez que se hayan cubierto todas las deudas de categoría superior, como los créditos contra la masa y los privilegiados.
  • Normalmente, los créditos subordinados corresponden a socios o accionistas de la empresa en concurso, así como a determinados acreedores que han pactado esta categoría en sus contratos.

Obligaciones legales de los empresarios en caso de insolvencia

Ante la insolvencia, los empresarios deben cumplir con ciertas obligaciones legales para garantizar la transparencia y protección de los acreedores.

Declaración obligatoria de concurso de acreedores

Los empresarios tienen la obligación de declararse en concurso de acreedores cuando se encuentran en una situación de insolvencia. Esta declaración debe realizarse de forma inmediata y veraz para evitar posibles repercusiones legales.

Consecuencias legales de la falta de declaración

La falta de declaración de concurso de acreedores por parte de un empresario insolvente puede acarrear graves consecuencias legales. En caso de no cumplir con esta obligación, el empresario podría enfrentarse a sanciones, responsabilidad patrimonial e incluso la imposibilidad de ejercer cargos directivos en el futuro.

Servicio de asesoría en concurso de acreedores

Nuestra asesoría especializada ofrece un servicio integral en materia de concurso de acreedores. Contamos con un equipo de expertos en derecho mercantil y concursal, listos para brindarte asistencia personalizada en cada etapa del proceso.

Nos comprometemos a acompañarte y guiar tus decisiones de manera efectiva y estratégica. Nuestro equipo se pondrá en contacto contigo a la mayor brevedad posible para agendar una consulta personalizada.

Ponte en contacto con nosotros 

Si necesitas asesoramiento no dudes en ponerte en contacto con nosotros rellenando el siguiente formulario.

Relacionados

Compartir

Suscríbete a nuestra newsletter

No te pierdas toda la actualidad en los ámbitos jurídico, fiscal, laboral y de protección de datos. Además podrás conocer las últimas subvenciones.