10 medidas que debes conocer de la Ley de Startups

Por vez primera en España, los emprendedores fundadores de empresas innovadoras de reciente creación, con base tecnológica, rápido crecimiento y un modelo de negocio escalable, conocidas como startups, disponen de un marco normativo propio para llevar a cabo sus actividades: la Ley de Fomento del Ecosistema de las Empresas Emergentes.

Esta nueva normativa, clave dentro de las medidas principales de la Estrategia España Nación Emprendedora, define las startups como aquellas que, entre otras condiciones, no superen los cinco años de antigüedad (siete en sectores estratégicos), tengan su sede o domicilio permanente en España, desarrollen proyectos de emprendimiento innovador con modelos de negocio escalables, y no coticen en bolsa ni distribuyan dividendos. También se requiere que al menos el 60% de su plantilla tenga contrato laboral en España, o que su volumen de negocio anual no supere los 10 millones de euros, entre otros aspectos específicos.

Además, para acceder a los beneficios contemplados en la ley, la empresa emergente debe demostrar el carácter innovador y escalable de su modelo de negocio. Para ello, la Empresa Nacional de Innovación, S.A (ENISA), considera criterios como el grado de innovación, atractivo de mercado, fase de vida de la empresa, escalabilidad del modelo de negocio, competencia, equipo y volumen de clientes o usuarios.

La Ley de Startups, aprobada definitivamente por el Congreso de los Diputados el jueves 1 de diciembre, tras un proceso legislativo que inició en 2018 con la apertura del trámite de consulta pública del anteproyecto de ley, incorpora más de 20 medidas destinadas a fomentar la creación y desarrollo de startups en España, así como a atraer talento e inversión tanto nacional como internacional al ecosistema de empresas emergentes, entre otros objetivos.

El Alto Comisionado para España Nación Emprendedora (ACENE) destaca 10 de las medidas más relevantes de esta primera ley europea enfocada específicamente en impulsar un ecosistema de emprendimiento innovador.

Mejora en el tratamiento fiscal de las stock options para retribuir a trabajadores de startups

Las stock options, herramientas cruciales para atraer y retener talento en empresas emergentes mediante la retribución de trabajadores con acciones o participaciones sociales, experimentan mejoras significativas en su tratamiento fiscal según lo estipulado por la ley.

Las modificaciones fiscales abarcan los siguientes aspectos:

  • Aumento de la exención actual de 12.000 euros a 50.000 euros anuales. Esta disposición permite a los trabajadores de empresas emergentes recibir hasta 50.000 euros anuales en acciones o participaciones, sin incurrir en tributación hasta el momento en que opten por venderlas (dentro de un plazo máximo de diez años desde su entrega) o en el caso de que la empresa se liste en bolsa.
  • Eliminación de la obligación de realizar la oferta en las mismas condiciones para todos los empleados. La nueva normativa introduce una regla especial de valoración de los rendimientos del trabajo en especie, con el propósito de definir con claridad el valor correspondiente a las acciones o participaciones otorgadas a los trabajadores de empresas emergentes.

Con esta medida, España posiciona su tratamiento fiscal de las stock options por encima de países como Reino Unido, Francia, Alemania, Italia o Portugal. Por ejemplo, en el Reino Unido, uno de los países con el régimen de stock options más atractivos de Europa, la exención es aplicable durante un período de 3 años, con un límite cercano a los 300.000 euros.

Ampliación de Autorizaciones de Residencia para Emprendedores, Inversionistas y Estudiantes Extranjeros, y Nuevo Visado para Nómadas Digitales

En línea con una perspectiva de atracción y retención del mejor talento internacional, así como de emprendedores, inversores y estudiantes extranjeros, la nueva legislación establece medidas para facilitar su entrada y residencia en España.

Estas medidas comprenden la creación de nuevos visados y modificaciones en la duración de las autorizaciones de residencia:

  • Ampliación de la validez de las autorizaciones iniciales de residencia para emprendedores, inversores y estudiantes extranjeros. En el caso de emprendedores interesados en iniciar actividades empresariales en España, se extiende la autorización inicial de residencia de uno a tres años. Asimismo, se podrá solicitar una renovación por dos años adicionales y obtener la residencia permanente después de cinco años. Para darse de alta en la Seguridad Social durante los primeros seis meses de residencia o estancia, bastará con presentar el pasaporte. Para inversores extranjeros, la autorización inicial de residencia se incrementa de uno a tres años. Respecto a los estudiantes en prácticas, o aquellos que busquen empleo o deseen emprender tras completar sus estudios, la autorización de residencia se amplía de uno a dos años.
  • Facilitación en la obtención del Número de Identificación de Extranjero (NIE) para solicitantes de autorizaciones de residencia en el marco de la Ley de Startups. Se habilitará una página web específica para solicitudes en línea, además de la posibilidad de realizar el trámite de manera presencial en diversos organismos y administraciones públicas.
  • Introducción de una nueva categoría de visado denominada «visado para nómadas digitales». Este visado, conocido como «visado para teletrabajo de carácter internacional», tendrá una duración inicial de un año y podrá ser solicitado por extranjeros no residentes en España que deseen trabajar a distancia para una empresa establecida en otro país o para sí mismos.

La autorización de residencia para teletrabajo de carácter internacional tendrá una duración máxima de tres años, renovable por períodos de dos años, siempre y cuando se mantengan los requisitos establecidos para el visado de teletrabajo internacional.

Régimen de impatriados: Trabajadores desplazados a España y su régimen fiscal especial

El régimen de impatriados, regulado en el artículo 93 de la Ley 35/2006 del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), experimenta cambios significativos con la nueva legislación. Este régimen está dirigido a personas físicas que establecen su residencia fiscal en España debido a su desplazamiento al país.

La ley introduce varias modificaciones en este régimen, permitiendo a trabajadores, profesionales altamente cualificados, emprendedores e inversores, junto con sus familias, optar por tributar por el Impuesto sobre la Renta de no Residentes (IRNR) durante el periodo impositivo de cambio de residencia y los cinco años siguientes. Bajo esta opción, el tipo impositivo aplicable es del 24% para una base liquidable de hasta 600.000 euros.

Para acceder a este régimen, es requisito fundamental no haber residido en España durante los cinco períodos impositivos anteriores al establecimiento de la residencia fiscal. Asimismo, el desplazamiento a España debe estar relacionado con una actividad económica cualificada, como también prestar servicios profesionales a una startup, entre otros criterios estipulados por la normativa.

10 medidas que debes conocer de la ley de startups 2

Tratamiento Fiscal Específico para el Carried Interest con el Propósito de Promover el Desarrollo del Capital Riesgo.

Por primera vez en España, se ha introducido un tratamiento fiscal específico para el carried interest, es decir, para las remuneraciones obtenidas por la exitosa gestión de entidades de capital riesgo asociadas al emprendimiento, la innovación y el desarrollo económico en todo el país.

Las remuneraciones derivadas directa o indirectamente de participaciones, acciones u otros derechos, incluidas las comisiones de éxito, serán consideradas rendimientos del trabajo. Dichos rendimientos serán calificados como integrables al 50% en el impuesto sobre la renta, sin un límite cuantitativo, siempre y cuando se cumplan ciertas condiciones de mantenimiento y de rentabilidad mínima para los inversores ordinarios del fondo.

Esta medida tiene como objetivo fomentar la inversión en el sector del emprendimiento innovador en España, promoviendo así la creación de más sociedades gestoras de capital riesgo. Con esta acción, España está en condiciones de competir con otras naciones europeas como Francia, Reino Unido, Italia y Alemania en este ámbito.

Mejora en la accesibilidad de inversión extranjera en empresas españolas.

Con la finalidad de simplificar los procesos de inversión en empresas españolas por parte de inversores extranjeros, la Ley de Startups introduce mejoras para agilizar los trámites administrativos para inversores no residentes en España.

Bajo el nuevo marco legal, los inversores extranjeros que aporten fondos a una empresa emergente, ya sea previamente constituida o de nueva creación, ya no tendrán la obligación de obtener el número de identidad de extranjero (NIE). Antes de esta modificación legislativa, era requisito esencial que los inversores extranjeros adquirieran un NIE, aunque no tuvieran planes de trasladarse al país.

En adelante, el único requisito será realizar la solicitud electrónica del número de identificación fiscal (NIF) ante la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT), mediante un procedimiento electrónico con un plazo máximo de resolución de 10 días hábiles.

Mejora en la deducción del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) por la suscripción de acciones o participaciones de startups.

Estos cambios incluyen:

  • Ampliación del alcance del régimen, beneficiando no solo a inversores privados, sino también a los socios fundadores de nuevas empresas emergentes.
  • Aumento del límite máximo anual de deducción de 60.000 a 100.000 euros.
  • Incremento del porcentaje de deducción del 30% al 50%.

Para poder aprovechar estas ventajas, es importante cumplir con una serie de requisitos establecidos por la ley. Por ejemplo, el importe de los fondos propios de la empresa en su inicio no debe exceder los 400.000 euros en el período impositivo en el que el contribuyente adquiera las acciones o participaciones.

Estas modificaciones en la Ley de Startups promueven la asignación de más recursos hacia las empresas emergentes a través de los business angels, al tiempo que sitúan a España en línea con otros países de referencia como el Reino Unido, donde la deducción alcanza el 50% con un límite de 100.000 libras anuales.

Se flexibiliza la carga fiscal inicial para las empresas emergentes.

Los contribuyentes sujetos al Impuesto sobre Sociedades y al Impuesto sobre la Renta de no Residentes, que generen ingresos a través de un establecimiento permanente en territorio español y que posean la condición de empresa emergente, podrán aprovechar las disposiciones introducidas por la Ley de Startups para reducir los costos en la fase inicial de un proyecto.

Estas medidas incluyen:

  • Disminución del tipo impositivo en el Impuesto sobre Sociedades y en el Impuesto sobre la Renta de No Residentes. Se reduce del actual 25% al 15% por un máximo de cuatro años, comenzando desde el primer período en que la base imponible sea positiva hasta los tres siguientes.
  • Opción de ampliar el aplazamiento del pago de las obligaciones fiscales. Es factible solicitar la prórroga del pago de la deuda tributaria correspondiente a los dos primeros períodos impositivos en los que la base imponible sea positiva. El aplazamiento se otorgará por un período de doce y seis meses, respectivamente, contados a partir del vencimiento del plazo para efectuar el pago en período voluntario de la deuda tributaria.

Apoyo en las cuotas de la Seguridad Social para los fundadores de startups.

Una de las dificultades en las etapas iniciales del emprendimiento es que los fundadores de startups a menudo tienen que combinar su labor como autónomos con otro empleo asalariado.

Para abordar esta situación, se ha realizado una modificación en la Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del trabajo autónomo. Ahora, la Ley de Startups contempla una bonificación del cien por cien de la cuota correspondiente a la base mínima establecida, en cada momento, en el régimen especial mencionado, durante los tres primeros años. Esto aplica cuando los emprendedores trabajan simultáneamente para otra empresa bajo un contrato laboral.»

10 medidas que debes conocer de la ley de startups 3

Concesión de licencias de pruebas temporales de un año y promoción en la creación de entornos controlados (regulatory sandboxes).

Dentro del marco establecido por la Ley de Startups, las empresas emergentes que operan en sectores regulados tienen la posibilidad de solicitar a la autoridad administrativa reguladora correspondiente una licencia de prueba temporal con una

duración de un año para llevar a cabo el desarrollo de sus operaciones. En este proceso, es imperativo que las startups que obtengan dicha licencia informen a sus usuarios sobre la naturaleza temporal de la misma, su duración y recaben su consentimiento para participar en este período de prueba.

Asimismo, la normativa establece que desde la Administración pública se fomentará la creación de entornos controlados, conocidos como regulatory sandboxes en inglés, los cuales son espacios donde, bajo la supervisión de una entidad reguladora y con excepción de las regulaciones generales, se pueden evaluar la viabilidad, utilidad e impacto de innovaciones tecnológicas en diversos sectores.

En una última etapa parlamentaria, se introdujeron modificaciones en este aspecto de la ley con el objetivo de destacar que la Administración pública priorizará el impulso de sandboxes en zonas rurales. Este enfoque busca estimular el uso de tecnologías digitales y fomentar el desarrollo en todo el territorio, brindando oportunidades equitativas de crecimiento.

Establecimiento de la Oficina Nacional de Emprendimiento (ONE).

La Ley de Startups tiene como uno de sus propósitos principales impulsar la celeridad en los trámites administrativos. En este sentido, estipula que la Oficina Nacional de Emprendimiento (ONE) asumirá la responsabilidad de coordinar y organizar los servicios de respaldo al emprendimiento en estrecha colaboración con todos los entes estatales, así como con los agentes públicos y privados del ecosistema empresarial.

La función primordial de la ONE será actuar como el punto central para acceder a información, asistencia y orientación en el ámbito del emprendimiento innovador en España. Su propósito será facilitar un único punto de acceso a servicios para emprendedores.

Dentro de los recursos informativos que la ONE pondrá a disposición en su propia página web, se incluirá toda la información relevante sobre subvenciones ofrecidas por entidades públicas y comunitarias dirigidas específicamente a empresas en fase inicial. Asimismo, proporcionará orientación sobre el proceso para obtener visados y autorizaciones de residencia destinados a emprendedores, inversionistas y profesionales altamente cualificados.

Ponte en contacto con nosotros 

Si necesitas asesoramiento no dudes en ponerte en contacto con nosotros rellenando el siguiente formulario.

Relacionados

Alternativas al concurso de acreedores

Negociación con los acreedores Una de las primeras y más habituales opciones antes de recurrir al concurso de acreedores es la negociación directa con los

Compartir

Suscríbete a nuestra newsletter

No te pierdas toda la actualidad en los ámbitos jurídico, fiscal, laboral y de protección de datos. Además podrás conocer las últimas subvenciones.