Valoración de los rendimientos del capital mobiliario en especie

Las ganancias provenientes del capital mobiliario comprenden todas las utilidades o contraprestaciones, en efectivo o en especie, directa o indirectamente vinculadas al capital mobiliario y, en general, a bienes o derechos no clasificados como inmobiliarios, pertenecientes al contribuyente y no dedicados a actividades económicas realizadas por él mismo.

Los rendimientos asociados a elementos patrimoniales exclusivamente afectos a actividades económicas realizadas por el contribuyente se incluirán en los provenientes de dichas actividades.

Se presume que las prestaciones de bienes o derechos susceptibles de generar ingresos del capital mobiliario están retribuidas, a menos que se demuestre lo contrario. En ausencia de prueba en contra, la valoración de los rendimientos estimados se realizará según el valor de mercado, entendido como la contraprestación que acordarían sujetos independientes, salvo prueba en contrario, de otro valor inferior.

En el caso de préstamos y operaciones de captación de capitales ajenos en general, el valor normal de mercado será el tipo de interés legal del dinero vigente en el último día del período impositivo, establecido en un 3 por ciento para el ejercicio 2022.

Cuando se trate de operaciones entre personas o entidades vinculadas, la valoración seguirá los términos del artículo 18 de la LIS. Este capítulo aborda la integración en la base imponible de los rendimientos obtenidos por la cesión a terceros de capitales propios procedentes de entidades vinculadas.

El receptor deberá calcular, como ingresos íntegros, la suma del valor de mercado del bien, derecho o servicio recibido y el monto del ingreso a cuenta, a menos que este último le haya sido repercutido (Art. 43.2 Ley IRPF).

El ingreso a cuenta se determinará por la persona o entidad pagadora aplicando el porcentaje correspondiente al resultado de aumentar en un 20 por ciento el valor de adquisición o costo para el pagador del bien, derecho o servicio entregado (Art. 103 Reglamento IRPF).

Estos datos deben constar en la certificación que la persona o entidad pagadora está obligada a proporcionar al receptor. En resumen, los ingresos íntegros relacionados con este tipo de retribuciones se calcularán de la siguiente manera:

Ingresos íntegros = Valor de mercado + Ingreso a cuenta no repercutido

Ejemplo:

El 30 de junio de 2022, la entidad financiera “HH” entrega a don J.R.V., por la imposición de 150.000 euros a plazo fijo durante 3 años, un equipo informático cuyo coste de adquisición para la entidad bancaria ascendió a 1.200 euros. La entrega del ordenador se realiza en el momento de efectuar la imposición. El valor de mercado de dicho ordenador asciende a 1.800 euros.

Calcular el rendimiento íntegro que doña J.R.V. deberá declarar por este concepto.

Solución:

El rendimiento íntegro fiscalmente computable por la entrega del equipo informático será:

  • Valor de mercado: 1.800,00
  • más: Ingreso a cuenta (19% s/1.440): 273,60
  • Ingresos íntegros: 2.073,60

Si desea obtener información adicional sobre estos beneficios fiscales o ampliar detalles específicos, le invitamos a conocer nuestro servicio Renta365 la forma más sencilla de optimizar tu declaración de la renta.

Ponte en contacto con nosotros 

Si necesitas asesoramiento no dudes en ponerte en contacto con nosotros rellenando el siguiente formulario.

Relacionados

Compartir

Suscríbete a nuestra newsletter

No te pierdas toda la actualidad en los ámbitos jurídico, fiscal, laboral y de protección de datos. Además podrás conocer las últimas subvenciones.