Los beneficios fiscales de la empresa familiar

Cumpliendo los requisitos que se señalan a continuación, las ventajas fiscales de las empresas familiares pueden ser importantes:

Impuesto de Sucesiones y Donaciones

Como empresa familiar, se puede obtener una reducción del 95% en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, por lo que solo tendrías que tributar por el 5% del valor de la empresa. Supone una disminución considerable y, sobre todo en el caso de las herencias, hace que estas no sean consideradas como una carga.

Impuesto de Patrimonio

También obtendrás beneficios fiscales en el Impuesto de Patrimonio. Cumpliendo con las características antes mencionadas puedes estar exento de su pago, en las Comunidades Autónomas en las que no esté ya bonificado el 100%.

Requisitos para beneficiarse de estas ventajas fiscales

¿Cuáles son los requisitos que necesitas cumplir? Los resumimos en los siguientes puntos:

  •  La pertenencia en el Capital de la Sociedad ha de ser del 5% considerado de manera individual, y/o el 20% considerado conjuntamente con el grupo familiar (cónyuge, ascendentes no descendentes, o colaboradores de segundo grado).
  • La dirección de la empresa debe recaer sobre algún miembro del grupo familiar. Y, no solo eso, además, debe ser su principal fuente de ingresos. Estos ingresos tienen que suponer al menos el 50% de sus rendimientos totales. Para entendernos, debe vivir de la empresa y no puede considerarse una actividad secundaria.

Es necesario puntualizar que los servicios de inspección tributarios son cada vez más rigurosos en este aspecto y exigen que se realice una efectiva gestión por parte de la persona asignada. En muchos casos, como contribuyente, tendrás que acreditar esta situación.

  • La empresa tiene que desarrollar una actividad económica de forma efectiva.

Las empresas de tenencia de bienes o gestión del patrimonio no tendrían estos beneficios fiscales a no ser que al menos la mitad de los activos estén afectos a una actividad económica.

Un ejemplo de empresas de tenencia de bienes sería la gestión de un patrimonio familiar por el conjunto de hermanos. Todos los hermanos son propietarios de ciertos inmuebles y se dedican a alquilarlos a terceros.

  • La persona que herede las acciones debe mantenerlas en su poder entre 5 y 10 años, dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que se tribute.

Cabe puntualizar que se pueden vender estas participaciones, siempre y cuando el beneficio que se genera sea reinvertido en la propia empresa.

Si se trata de una donación, el donante debe tener más de 65 años y debe haber dejado de desarrollar fines de dirección.

Es importante mencionar que cada vez más – sobre todo por parte de los Tribunales-, se están “flexibilizando” las condiciones que deben cumplir las empresas familiares para acogerse a estos beneficios fiscales.

Por ejemplo, una sentencia del Tribunal Supremo de enero de 2016 establece que, si el beneficiado desempeña las funciones de dirección y gestión de la empresa y queda suficientemente acreditado, puede acogerse a las reducciones fiscales cobre o no cobre por realizar esta actividad.

Esta sentencia abre la vía a que miles de empresas familiares en España puedan beneficiarse de estos incentivos.

Por este motivo, es necesario llevar una planificación continuada en la empresa y que se verifique de forma constante que no se está incumpliendo en ningún período los puntos señalados.

Ponte en contacto con nosotros 

Si necesitas asesoramiento no dudes en ponerte en contacto con nosotros rellenando el siguiente formulario.

Relacionados

Cinco mitos de la empresa familiar

Mito 1: Las empresas familiares son pequeñas y poco exitosas Uno de los mitos más extendidos sobre las empresas familiares es que tienden a ser

Compartir

Suscríbete a nuestra newsletter

No te pierdas toda la actualidad en los ámbitos jurídico, fiscal, laboral y de protección de datos. Además podrás conocer las últimas subvenciones.