Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones en Canarias (II): Hecho imponible, presunciones, delimitaciones y beneficios fiscales

El hecho imponible 

Tiene lugar cuando obtienes un incremento patrimonial a título gratuito por una persona ya sea, herencia o legado, constituye:

  1. La adquisición de bienes y derechos por herencia, legado o cualquier otro título sucesorio.

A los efectos anteriores, se entiende por heredero, el que sucede a título universal, y por legatario, al que sucede a título particular. La expresión legal “otros títulos” sucesorios acoge otros supuestos en los que se incluyen:

  1. Las adquisiciones cuyo origen estuviese en donación mortis causa
  2. Los contratos o pactos sucesivos
  3. Las cantidades asignadas por los testadores a los albaceas, siempre que excedan de los establecidos por usos o por costumbres o del 10% del valor del caudal hereditario
  4. La percepción de cantidades que las entidades entreguen a los familiares de los empleados fallecidos, salvo las derivadas de seguros sobre la vida para caso de fallecimiento, o las que dejan tributar por IRPF.
  5. La adquisición de bienes y derechos por donación o cualquier otro negocio jurídico a título gratuito, inter vivos, entre los que incluyen:
  1. La renuncia de derechos a favor de persona determinada
  2. Las que tengan su origen en una condonación de deuda, asunción de deuda, transacción, desistimiento y allanamiento en juicio o arbitraje, siempre que se realicen por puro ánimo de liberalidad.
  3. Las siguientes percepciones de seguros sobre la vida que, por excepción a lo señalado en la siguiente letra.
  1. La percepción de cantidades por los beneficiarios de contratos de seguros sobre la vida, cuando el contratante sea persona distinta del beneficiario, salvo los supuestos expresamente regulados en el artículo 16.2, a), de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y otras Normas Tributarias.
  2. Los incrementos de patrimonio a que se refiere el número anterior, obtenidos por personas jurídicas, no están sujetos a este impuesto y se someterán al Impuesto sobre Sociedades.

Presunciones de hechos imponibles 

De acuerdo con la normativa del impuesto sobre sucesiones y donaciones se consideran hechos constitutivos del hecho imponible:

  1. Cuando de los Registros Fiscales o de los datos que obren en la Administración resulte:
    • La disminución del patrimonio de una persona
    • Simultáneamente o con posteridad (dentro de los cuatro años siguientes a la prescripción del impuesto) se produzca el correspondiente incremento patrimonial correspondiente al cónyuge, descendiente, herederos o legatarios.
  1. En las adquisiciones a título oneroso realizadas por las ascendientes como representantes de los descendientes menores de edad, se presumirá la existencia de una transmisión lucrativa a favor de éstos por el valor de los bienes o derechos transmitidos, a menos que se pruebe la previa existencia de bienes o medios suficientes del menor para realizarla y su aplicación a este fin.
  2. Estas presunciones se pondrán a favor del interesado para que puedan formular tantas alegaciones y pruebas que estimulen convenientes.

Delimitaciones 

  1. La primera delimitación se efectúa en función de la residencia del sujeto pasivo:
  1. El residente en España (obligación personal) tributa por la totalidad de bienes y derechos que adquiera, sin perjuicio de las deducciones o mínimos exentos.
  2. El no residente (obligación real) tributa por los bienes y derechos que adquiera cuando estén situados en territorio español, puedan ejercitarse o hayan de cumplirse en éste.
  1. No obstante lo anterior, tributan siempre en España, con independencia de la residencia del beneficiario.
  2. Los sujetos pasivos ausentes del territorio español y los no residentes están obligados a designar un representante con residencia en España.
  3. La noción de residencia habitual se remite a la definida a efectos de IRPF.
  4. Procede siempre aplicar la regulación estatal, en la determinación de los coeficientes multiplicadores, la tarifa o las reducciones de la base imponible en las adquisiciones mortis causa, en el caso de obligación real de contribuir, y de obligación personal cuando el sujeto pasivo o el fallecido fuesen no residentes.

Beneficios fiscales 

El Decreto Legislativo 1/2009, de 21 de abril, que gestiona los tributos cedidos en la Comunidad Autónoma de Canarias, establece una serie de reducciones y una bonificación (artículos 20 a 24), a las cuales puede acogerse el interesado en los supuesto de adquisición «mortis causa».

Reducción por parentesco:

Se aplica conforme al grado de parentesco entre el adquirente y el causante:

a) Grupo I (descendientes y adoptados menores de veintiún años):

Menores de diez años de edad: el 100 por ciento de la base imponible, sin que la reducción pueda exceder de 138.650 euros.

Menores de quince años e iguales y mayores de diez años de edad: el 100 por ciento de la base imponible, sin que la reducción pueda exceder de 92.150 euros.

Menores de dieciocho años e iguales y mayores de quince años de edad: el 100 por ciento de la base imponible, sin que la reducción pueda exceder de 57.650 euros.

Menores de veintiuno e iguales y mayores de dieciocho años de edad: el 100 por ciento de la base imponible, sin que la reducción pueda exceder de 40.400 euros.


b) Grupo II, (descendientes y adoptados de veintiuno o más años, cónyuges, ascendientes y adoptantes):

Cónyuge: 40.400 euros

Hijos o adoptados: 23.125 euros

Resto de descendientes: 18.500 euros

Ascendientes o adoptantes: 18.500 euros


c) Grupo III, adquisiciones por colaterales de segundo y tercer grado y por ascendientes y descendientes por afinidad: 9.300 euros.

d) Grupo IV, adquisiciones por colaterales de cuarto grado o de grados más distantes y extraños: no habrá lugar a reducción alguna por razón de parentesco.


Además,  desde 2016 el Gobierno de Canarias aplica una bonificación al 99,90% del Impuesto de Sucesiones y Donaciones (ISD), incluyendo en ésta los Grupos I y II, es decir, que descendientes y adoptados menores de 21 años y descendientes y adoptados de 21 o más años que sean cónyuges, ascendientes y adoptantes del fallecido o donante pagarán solo un 10% sea cual sea el patrimonio heredado.  No obstante, esta bonificación ya se ha visto ampliada, puesto que en los presupuestos de 2019, se añade también el Grupo III, es decir, primos, sobrinos o hermanos.

Reducción por discapacidad

En las adquisiciones mortis causa por parte de personas con discapacidad física, psíquica o sensorial, con un grado de discapacidad igual o superior al 33 por ciento e inferior al 65 por ciento, se aplica una reducción de 72.000 euros.

En el caso de que el grado de discapacidad sea igual o superior al 65 por ciento, se aplicará una reducción de 400.000 euros.

Reducción por edad

En las adquisiciones mortis causa por parte de personas de setenta y cinco años o más de edad, se aplica una reducción de 125.000 euros.

Reducción por seguros de vida

  1. En las adquisiciones mortis causa, a las cantidades percibidas por los beneficiarios de contratos de seguros sobre la vida, cuando su parentesco con el contratante fallecido sea el de cónyuge, ascendiente, descendiente, adoptante o adoptado, se aplicará una reducción del 100 por ciento, con un límite de 23.150 euros.

En el caso de seguros colectivos o contratados por las empresas en favor de sus empleados se estará al grado de parentesco entre el asegurado fallecido y el beneficiario.

  1. Cuando se trate de seguros de vida que traigan causa en actos de terrorismo, así como en servicios prestados en misiones internacionales humanitarias o de paz de carácter público, será de aplicación la reducción establecida en el presente artículo, no estando sometida a límite cuantitativo alguno, siendo extensible a todos los posibles beneficiarios.

Reducción por la adquisición de una empresa individual o de un negocio profesional

En los casos en los que en la base imponible de una adquisición mortis causa que corresponda a los cónyuges, descendientes o adoptados de la persona fallecida, estuviese incluido el valor de una empresa individual o de un negocio profesional se podrá aplicar a la base imponible una reducción del 99 por ciento del valor neto de los elementos patrimoniales afectos a la actividad empresarial o profesional.

Cuando no existan descendientes o adoptados, los ascendientes, adoptantes y colaterales, hasta el tercer grado, podrán aplicar una reducción por un importe del 95 por ciento.

Reducción por la adquisición de participaciones en entidades

En los casos en los que en la base imponible de una adquisición mortis causa que corresponda a los cónyuges, descendientes o adoptados de la persona fallecida, estuviese incluido participaciones en entidades sin cotización en mercados organizados, se podrá aplicar a la base imponible una reducción del 99 por ciento del valor de las participaciones, por la parte que corresponda.

Cuando no existan descendientes o adoptados, los ascendientes, adoptantes y colaterales, hasta el tercer grado, podrán aplicar una reducción por un importe del 95 por ciento.

Reducción por la adquisición de la vivienda habitual del causante

En los casos en los que en la base imponible de una adquisición mortis causa que corresponda a los cónyuges de la persona fallecida o a sus descendientes o adoptados, estuviese incluido el valor de la vivienda habitual del causante, se podrá aplicar a la base imponible una reducción del 99 por ciento del valor de tal vivienda, con un límite de 200.000 euros por el valor conjunto de la vivienda, que debe prorratearse entre los sujetos pasivos en proporción a su participación.

Podrán aplicar la citada reducción los parientes colaterales del causante que sean mayores de sesenta y cinco años de edad y hayan convivido con el mismo como mínimo los dos años anteriores a su fallecimiento.

Reducción por la adquisición de bienes integrantes del Patrimonio Histórico o Cultural

En los casos en los que en la base imponible de una adquisición mortis causa que corresponda a los cónyuges, descendientes o adoptados de la persona fallecida estuviese incluido el valor de bienes comprendidos en la normativa de Patrimonio Histórico de Canarias, se podrá aplicar a la base imponible una reducción del 97 por ciento del valor de tales bienes.

Reducción por la adquisición de bienes integrantes del Patrimonio Natural

En los casos en los que en la base imponible de una adquisición mortis causa que corresponda a los cónyuges, descendientes o adoptados de la persona fallecida estuviese incluido el valor de fincas rústicas ubicadas en algunos de los Espacios Naturales de Canarias, se podrá aplicar a la base imponible una reducción del 97 por ciento del valor de tales bienes.

Reducción por sobreimposición decenal

Si unos mismos bienes o derechos son objeto, en un período de diez años, de dos o más transmisiones por causa de muerte a favor del cónyuge, de los descendientes o de los ascendientes, en la segunda y ulteriores transmisiones se practicará en la base imponible, con carácter alternativo, la reducción que resulte más favorable de entre las dos siguientes:

a) Una reducción de cuantía equivalente al importe de las cuotas del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones satisfechas por razón de las precedentes transmisiones por causa de muerte.

b) La reducción que resulte de la aplicación de la siguiente escala:

1º. Una reducción del 50 por ciento del valor real de los bienes y derechos si la transmisión se produce en el año natural siguiente a la fecha de la anterior transmisión.

2º. Una reducción del 30 por ciento del valor real de los bienes y derechos si la transmisión se produce tras transcurrir un año natural y antes de transcurrir cinco años naturales desde la fecha de la anterior transmisión.

3º. Una reducción del 10 por ciento del valor real de los bienes y derechos si la transmisión se produce tras transcurrir cinco años naturales desde la fecha de la anterior transmisión.

Bonificación de la cuota por parentesco

Los sujetos pasivos incluidos en los grupos I y II aplicarán una bonificación del 99,9 por 100 de la cuota tributaria derivada de las adquisiciones «mortis causa» y de cantidades percibidas por los beneficiarios de seguros sobre la vida que se acumulen al resto de bienes y derechos que integran la porción hereditaria del beneficiario

Sujetos pasivos: obligación personal y real

 Es contribuyente del Impuesto sobre Sucesiones, la persona física en la que se produce el incremento patrimonial objeto de gravamen, es decir, el adquirente de los bienes y derechos a título sucesorio.

Podemos decir que son contribuyentes en las adquisiciones mortis causa, los causahabientes, esto es, los herederos y legatarios.

Como impuesto de naturaleza personal, en el Impuesto sobre Sucesiones existen dos formas de contribuir, siendo la residencia habitual del contribuyente la que determina su diferencia. Por lo tanto, podemos diferenciar entre:

Obligación personal

Afecta a las personas físicas que tengan su residencia habitual en territorio español. Los sujetos pasivos por obligación personal serán gravados por la totalidad de los bienes y derechos que adquieran con independencia de la situación geográfica en que se encuentren los mismos, (también quedan sujetos al impuesto por obligación personal los representantes y funcionarios del Estado español residentes en el extranjero.).

Para determinar si una persona física, es residente en España, atendemos a lo dispuesto en el artículo 9.1 de la LIRPF.

«1. Se entenderá que el contribuyente tiene su residencia habitual en territorio español cuando se dé cualquiera de las siguientes circunstancias:

a) Que permanezca más de 183 días, durante el año natural, en territorio español. Para determinar este período de permanencia en territorio español se computarán las ausencias esporádicas, salvo que el contribuyente acredite su residencia fiscal en otro país. En el supuesto de países o territorios considerados como paraíso fiscal, la Administración tributaria podrá exigir que se pruebe la permanencia en este durante 183 días en el año natural.

Para determinar el período de permanencia al que se refiere el párrafo anterior, no se computarán las estancias temporales en España que sean consecuencia de las obligaciones contraídas en acuerdos de colaboración cultural o humanitaria, a título gratuito, con las Administraciones públicas españolas.

b) Que radique en España el núcleo principal o la base de sus actividades o intereses económicos, de forma directa o indirecta.

Se presumirá, salvo prueba en contrario, que el contribuyente tiene su residencia habitual en territorio español cuando, de acuerdo con los criterios anteriores, resida habitualmente en España el cónyuge no separado legalmente y los hijos menores de edad que dependan de aquél».

Obligación real

Afecta a aquellos sujetos pasivos que no tienen su residencia habitual en territorio español.

La tributación por obligación real solo alcanza a los bienes y derechos de cualquier naturaleza que estuvieran situados, pudieran ejercitarse o hubieran de cumplirse en territorio español, así como a la percepción de cantidades derivadas de contratos de seguros de vida cuando el contrato haya sido realizado con entidades aseguradoras españolas o se haya celebrado en España con entidades extranjeras que operen en ella.

A estos efectos, se consideran situados en territorio español: los bienes inmuebles que radiquen en nuestro territorio y los bienes muebles afectados permanentemente a viviendas, fincas y explotaciones industriales situados en el mismo.

En los casos de tributación por obligación real no se aplica la normativa propia de las CCAA, sino directamente las normas del Estado.

Si tienes cualquier duda o necesitas más información, ponte en contacto con nuestras oficinas. 

Ponte en contacto con nosotros 

Si necesitas asesoramiento no dudes en ponerte en contacto con nosotros rellenando el siguiente formulario.

Relacionados

Alternativas al concurso de acreedores

Negociación con los acreedores Una de las primeras y más habituales opciones antes de recurrir al concurso de acreedores es la negociación directa con los

Compartir

Suscríbete a nuestra newsletter

No te pierdas toda la actualidad en los ámbitos jurídico, fiscal, laboral y de protección de datos. Además podrás conocer las últimas subvenciones.