Préstamos de socios: ahorros

Si una empresa recibe un préstamo de sus socios pueden producirse algunos ahorros fiscales, pero también sobre-costes si no se está atento…

Ahorros. En los préstamos de socio a sociedad pueden obtenerse ahorros fiscales (considerando la tributación conjunta de ambos intervi­nientes). En concreto, los intereses obtenidos por el socio tributan como renta del ahorro en su IRPF [LIRPF, art. 491 a un tipo de entre el 19% y el 23%, mientras que la sociedad puede computar dichos intereses como gasto, ahorrando en su Impuesto sobre Sociedades el 25%. Así, el ahorro global es de entre el 2% y el 6% de los intereses.

Los gastos financieros son deducibles hasta el límite de la mayor de las cifras siguientes: el 30% del beneficio operativo o un millón de euros [L15, art. 16].

Sobrecostes. No obstante, si los socios que realizan el préstamo osten­tan al menos el 25% del capital, se aplican unas reglas especiales que pueden hacer que el préstamo suponga un sobrecoste. En concreto, los intereses que corresponden a la parte de préstamo que exceda del triple de los fondos propios de la sociedad (en la parte atribuible al socio) ya no tributan en el IRPF al tipo de entre el 19% y el 23%, sino que tributan según la escala progresiva (a un tipo de hasta el 45%) [Li RPF, art. 46.01. Por tanto, debe evitarse que el préstamo supere dicho límite.

Dos socios. Si la empresa tiene unos fondos propios de 16o.000 euros y dos socios (el socio A con el 6o% y el socio B con el 40% restante), se conseguirán ahorros fiscales si el socio A presta hasta 288.000 euros (160.000 x 6o% x 3) y el socio B presta hasta 192.000 (16o.000 x 40% X 3). En cambio, si toda esa suma (480.000 euros) la presta un solo socio (por ejemplo, el socio A), existirá un sobrecoste fiscal:

Concepto Dos préstamos Un préstamo
Intereses anuales (480.000 x 5% de interés)  24.000   24.000
Ahorro para la sociedad (25%)  -6.000   -6.000
Coste IRPF socio A  2904 (1)  7224 (2)
Coste IRPF socio B  1896 (1)  –
Sobrecoste o ahorro fiscal  1.200 (ahorro)  1.224 (sobrecoste)
  1. Tanto los 400 euros de intereses del socio A como los 9.600 del socio 8 tributan al 100% como renta del ahorro (al 19% los primeros 6.000 euros y al 21% el exceso).
  2. El socio A sólo puede imputar en la renta del ahorro los intereses correspondientes a 288.000 euros (14.400 euros), El exceso (9.600 euros) tributa al tipo marginal del IRPF.

Verifique que los préstamos otorgados a la socie­dad por sus socios personas físicas no superen tres veces los fondos propios que les corresponden.

Ponte en contacto con nosotros 

Si necesitas asesoramiento no dudes en ponerte en contacto con nosotros rellenando el siguiente formulario.

Relacionados

Compartir

Suscríbete a nuestra newsletter

No te pierdas toda la actualidad en los ámbitos jurídico, fiscal, laboral y de protección de datos. Además podrás conocer las últimas subvenciones.