Cómo ahorrar en el IRPF si cuenta con deducciones por vivienda

Al llegar el final de año, cada contribuyente debe recordar las operaciones económicas que ha efectuado y ver si puede optimizar el pago de impuestos. Aquí algunas consideraciones para las personas que cuenten con deducciones por vivienda.

Uno de los beneficios fiscales más utilizados por los contribuyentes es la deducción por inversión en vivienda habitual, actualmente extinta, pero que pervive gracias a un régimen transitorio, de manera que todos aquellos contribuyentes que hayan adquirido su vivienda habitual antes de 2013, o que hayan satisfecho cantidades con anterioridad a dicha fecha para la construcción de la misma, siempre que hubieran practicado la deducción en un período impositivo anterior a 1 de enero de 2013, tienen la suerte de poder aprovechar todavía esta deducción.

En consecuencia, si durante 2017 ha satisfecho cantidades por una vivienda que adquirió antes de 1 de enero de 2013, podrá deducir en general el 15 por 100 las cantidades satisfechas con una base máxima de deducción de 9.040 euros (límite máximo por contribuyente y declaración), siendo la cuantía de la deducción estatal el resultado de aplicar a la base el porcentaje del 7,5 por 100 (la parte autonómica de la deducción, salvo que la comunidad haya establecido otro porcentaje, será también del 7,5 por 100).

Tenga en cuenta que forman parte de la base de deducción los importes satisfechos por seguros de vida o por seguros de hogar en la medida en que sean obligatorios según las condiciones de contratación establecidas por el prestamista. Además, en lo que se refiere al seguro de hogar, si no está entre las condiciones exigidas por el acreedor, solo será deducible la parte de la prima correspondiente a determinados daños como incendio, explosión, tormenta, etc., exigidos por la normativa hipotecaria, mas para ello sería preciso obtener un certificado de la entidad aseguradora donde se desglose dicha cuantía.

También constituirán base de la deducción por adquisición de vivienda los gastos de abogado, procurador, etc., incurridos en la demanda para anular la cláusula suelo del préstamo utilizado en la financiación de dicha vivienda.

En la otra cara de la moneda, una tendencia al alza en los últimos años es el alquiler de vivienda. En relación al alquiler de vivienda habitual los contribuyentes cuyo contrato de arrendamiento se hubiera celebrado con anterioridad a 1 de enero de 2015, por el que hubieran satisfecho, con anterioridad a dicha fecha, cantidades por el alquiler de su vivienda habitual, y hubieran tenido el derecho a aplicar la deducción, aunque no la hubieran aplicado efectivamente, podrán seguir disfrutando de ella.

En este caso, la cuantía deducible es el 10,05 por 100 de las cantidades satisfechas en el período impositivo, siempre que la base imponible del contribuyente sea inferior a 24.107,20 euros. Cuando la base imponible esté comprendida entre 17.707,20 y 24.107,20 euros anuales, la base máxima de deducción será de 9.040 euros, menos el resultado de multiplicar por 1,4125 la diferencia entre la base imponible y 17.707,20 euros anuales.

Debe tenerse en cuenta que no se pierde el derecho a la deducción por alquiler de vivienda habitual si el contrato es objeto de una prórroga, siempre que se mantenga la vigencia del contrato de arrendamiento. Del mismo modo, tampoco se pierde el derecho a la deducción si se suscribe un nuevo contrato de arrendamiento con el mismo arrendador al finalizar el período contractual anterior. Es decir, independientemente de que se terminen las prórrogas del contrato y haya que celebrar uno nuevo, o se cambien las condiciones del arrendamiento, como por ejemplo el importe de la contraprestación, el derecho a la deducción se mantiene.

En este sentido, aunque ambos integrantes de una pareja de hecho paguen el alquiler de su vivienda habitual, la deducción solo será aplicable por el firmante del contrato.

Coste fiscal

Cuando calcule el coste fiscal de su Renta 2017, puede rebajar ese importe agotando el límite de 9.040 euros entre intereses y capital amortizado del préstamo que utilizó para pagarla y conseguir un máximo de deducción de 1.356 euros.

Si está casado bajo el régimen matrimonial de gananciales, siendo la vivienda habitual de ambos cónyuges, puede ser interesante declarar individualmente para disfrutar de una base de deducción de hasta 18.080 euros y deducir cada uno 1.356 euros.

Si viene aplicando la deducción por vivienda habitual y procede a amortizar la totalidad del préstamo con el dinero obtenido por un nuevo préstamo familiar sin intereses, no perderá el derecho a la deducción. El cambio de un préstamo por otro únicamente implica la modificación de las condiciones de financiación inicialmente acordadas.

Si fallece un cónyuge

El derecho a aplicar la deducción por vivienda por la totalidad de las cantidades satisfechas se mantiene aunque muera uno de los cónyuges, siempre que el inmueble continúe constituyendo la vivienda habitual del cónyuge supérstite y de los hijos.

De este modo, tratándose de supuestos en los que la vivienda habitual se adquirió originariamente en plena propiedad por los cónyuges en pro indiviso o para la sociedad conyugal, y, constituyendo aquélla la vivienda habitual de ambos y de sus hijos menores sobreviene la desmembración del dominio, no voluntariamente sino por el fallecimiento de uno de los cónyuges, mientras la vivienda siga constituyendo la residencia habitual de la unidad familiar, se reconoce el derecho de aplicar la deducción por inversión en vivienda habitual.

Si vive de alquiler antes de 2015

Si vive de alquiler desde antes de 2015 y ha tenido derecho a la deducción por este concepto, puede aprovechar el régimen transitorio de la deducción por alquiler de vivienda habitual.

En estas circunstancias, siempre que esté en los límites de base que la norma establece, le convendrá no cambiar de casa, utilizar las prórrogas del contrato y, si se terminan, también podrá seguirse deduciendo si vuelve a firmar un contrato con el dueño del piso, incluso aunque modifique el importe y el plazo del contrato. Tenga en cuenta que su comunidad autónoma puede regular deducciones para el inquilino.

Prepara tu Renta de cara al año que viene y ahorra con Fimax

Fuente: Consejo General de Economistas Reaf-Regaf.

Ponte en contacto con nosotros 

Si necesitas asesoramiento no dudes en ponerte en contacto con nosotros rellenando el siguiente formulario.

Relacionados

Compartir

Suscríbete a nuestra newsletter

No te pierdas toda la actualidad en los ámbitos jurídico, fiscal, laboral y de protección de datos. Además podrás conocer las últimas subvenciones.