Protección mujer embarazada:

El Real Decreto Ley 6/2019, del 01 de marzo, contiene relevantes medidas en el ámbito de la igualdad de trato y de oportunidades entre hombres y mujeres.

Una medida destacar, que quizá ha pasado algo más desapercibida que otras, es precisamente la modificación del apartado 2º del artículo 14 del Estatuto de los Trabajadores:

La resolución del contrato de trabajo a instancia empresarial, será nula en el caso de las trabajadoras por razón de embarazo, desde la fecha de inicio del embarazo hasta el comienzo del período de suspensión a que se refiere el artículo 48.4, o maternidad, salvo que concurran motivos no relacionados con el embarazo o la maternidad”.

A la vista de esta nueva redacción sobre el período de prueba; (sí bien es cierto que se permite extinguir la relación laboral de una trabajadora embarazada por no superar el período de prueba) es el empresario el que vendría obligado a tener que acreditar la existencia de las causas que motivan la extinción laboral y que dichas causas son absolutamente ajenas a la situación de embarazo o maternidad.

Hay que tener muy en cuenta que, no es necesario que la empresa tenga una confirmación previa de la situación de embarazo por parte de la trabajadora, basta que la extinción en período de prueba se pueda demostrar que es totalmente ajena a la situación a la que nos estamos refiriendo, para que sea totalmente legal la desvinculación con la empresa, en caso contrario, siempre será Nula.

Todo ello, con el fin de promover y garantizar una igualdad de trato en la contratación del colectivo femenino más desfavorecido.

Consecuencias de no superar el período de prueba una mujer embarazada:

Si la empresa no puede demostrar que el cese de la trabajadora embarazada se debe a causas ajenas al embarazo, la consecuencia inmediata es la reincorporación de la trabajadora a su puesto de trabajo, con el abono de los salarios dejados de percibir desde la fecha de notificación de la extinción hasta la fecha de la celebración del juicio; además la empresa deberá cotizar a la Seguridad Social dichas cantidades.

Sí tienes dudas de cómo proceder ante una extinción o despido, nosotros te guiamos en todos los pasos, haciendo un estudio detallado de cada caso en concreto.